ad-mania

Hablemos: El miedo al ghosting

/
/
11 Vistas

En la era digital, el flirteo ha evolucionado de manera significativa. Las aplicaciones de citas y las redes sociales han facilitado el contacto entre personas, eliminando muchas de las barreras tradicionales. Sin embargo, con esta nueva forma de interacción también han surgido nuevas preocupaciones y ansiedades. Una de las más notables es el ghosting, un fenómeno que ha dejado una marca indeleble en la cultura del flirteo moderno. 

El ghosting, que consiste en cortar toda comunicación y desaparecer de la vida de alguien sin explicación, ha generado un miedo palpable en quienes navegan el mundo de las citas. Esta práctica, aunque no es nueva, se ha visto amplificada por la facilidad con la que podemos conectarnos y desconectarnos digitalmente. La pregunta que surge es: ¿ha cambiado nuestra manera de flirtear debido al miedo al ghosting?  

¿Qué es el ghosting? 

El término ‘ghosting’, proviene de la palabra inglesa ‘ghost’, que significa “fantasma” y se refiere a “desaparecer como un fantasma”. Se aplica en aquellos casos en los que estás iniciando una relación de pareja y aunque tú creas que todo está avanzando correctamente, de repente un día, sin más, esa persona desaparece. Se esfuma. Es como si la tierra se la hubiera tragado. 

Hay quien lo hace de forma más gradual, te van dando largas y negativas hasta que al final desaparecen y quien te aparta de su vida sin más. Es posible que sea una de las razones por las que vivimos agobiados y sufrimos ansiedad anticipatoria ante la idea de comenzar una relación, pero no debes pensar que siempre será así. 

El problema del ghosting es que la persona desaparece sin explicación, sin que el afectado percibiera nada que le indicara que no estaba bien e incluso después de planificar algo para el día siguiente. Puede que tuviese (o no) razones para terminar con una relación de pareja, pero no las expone.  

¿Y qué pasa con el flirteo? 

El ghosting introduce un nivel de incertidumbre y ansiedad que antes no existía en el mismo grado. La posibilidad de que una conversación prometedora termine abruptamente y sin previo aviso puede hacer que las personas se sientan vulnerables. Esta vulnerabilidad, a su vez, afecta la manera en que abordamos el flirteo. Muchos optan por mantener una distancia emocional, evitando profundizar demasiado en una relación potencial por temor a ser abandonados sin explicación. 

La comunicación digital y la superficialidad 

Las aplicaciones de citas han permitido una mayor superficialidad en las interacciones. La facilidad con la que podemos deslizar el dedo hacia la izquierda o hacia la derecha crea una mentalidad de “reemplazabilidad”, donde las conexiones humanas pueden parecer desechables. Esta percepción puede hacer que las personas sean más cautelosas al flirtear, preocupadas de que cualquier desliz o malentendido podría llevar al ghosting. 

Estrategias de autoprotección 

Para protegerse del ghosting, muchas personas han adoptado nuevas estrategias al flirtear. Una de ellas es la de mantener varias opciones abiertas simultáneamente, diversificando así el riesgo emocional. Esta táctica, aunque pragmática, puede reducir la profundidad y autenticidad de las conexiones. 

Otra estrategia común es la de establecer expectativas claras desde el principio. Hablar abiertamente sobre la aversión al ghosting y la preferencia por una comunicación honesta puede ayudar a mitigar el miedo, aunque no garantiza que ambas partes sigan el acuerdo. 

La honestidad radical

En respuesta al ghosting, ha surgido un movimiento hacia la honestidad radical. Este enfoque promueve la transparencia total en las intenciones y sentimientos, eliminando el espacio para malentendidos o desapariciones abruptas. Aunque esta práctica puede ser intimidante para algunos, ofrece una solución directa al problema del ghosting, fomentando relaciones basadas en la confianza y la comunicación abierta. 

La Reflexión Personal 

El miedo al ghosting también ha llevado a una mayor reflexión personal sobre nuestras propias acciones y comportamientos. Las personas están más conscientes de la importancia de tratar a los demás con respeto y empatía, reconociendo que el ghosting puede tener efectos dañinos en la autoestima y bienestar emocional de la otra persona. 

¿Cómo afrontar el ghosting? 

Lo primero es aceptarlo. Ha sucedido y se puede sentir tanto tristeza como dolor e incluso vergüenza. No hay que cuestionarse a uno mismo y, mucho menos, culpabilizarse. 

Asimismo, recomienda “no intentar contactar con la otra persona cuando no te está dando respuesta y, posiblemente, la razón que te dé tampoco vaya a servir”. 

Se debe mantener la autoestima y, seguir fomentando el autocuidado, tanto física como mentalmente: hacer deporte, mantener una higiene del sueño y hábitos saludables en la alimentación. 

En el caso de que la situación “te esté desbordando” se debería “pedir ayuda a un profesional, pero en un primer momento se debe buscar el apoyo de una red social cercana, es decir, la familia, los amigos o compañeros de trabajo, y poner palabras a lo que te está sucediendo y estás sintiendo, y sobrellevarlo de la forma más adaptativa”. 

Invitada: María Gabriela Marcano / Terapeuta de parejas, Coach ontológico, Profesora de pulso tántrico y sexualidad Holística. RedesSociales: @brujacoach

Escucha al Doctor Eduardo López-Navarro en su programa de psicología y salud mental, Hablemos, todos los miércoles a las 4PM Este | 3PM Centro | 2PM Montaña | 1PM Pacífico. Respondemos GRATIS y en vivo tus preguntas a través de Facebook Live en La Red Hispana

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :