ad-mania
Home / Salud / Salud Mental / Cómo ayudar alguien que sufre de ansiedad: qué hacer y qué no hacer

Cómo ayudar alguien que sufre de ansiedad: qué hacer y qué no hacer

/
/
185 vistas

La ansiedad es una condición que puede alejar a las personas. Para aquellos que tienen un amigo o familiar que vive con ansiedad, esto puede representar un serio desafío. 


Quieres ayudarlos a lidiar con su condición, pero quizás no sabes cómo ayudarlos o qué decir para hacer una diferencia. Es importante entender que si bien la ansiedad no es una condición física, tiene síntomas físicos, y que tampoco es algo que se pueda curar a través de la lógica o el razonamiento. Al igual que una enfermedad, la ansiedad necesita un tratamiento especial. 

En este artículo, vamos a explicarte lo que es vivir con ansiedad, seguido de información sobre cómo ayudar a una persona que padece esta condición. 

Lo primero es darse cuenta de que los trastornos de ansiedad no son como la ansiedad normal. No es como la ansiedad que sientes antes de una reunión con tu jefe, o cuando te encuentras cara a cara con un matón en la escuela. Es mucho más compleja, mucho menos controlable, y algo que puede generar cambios en la persona. 

Olvida todo lo que crees saber sobre la ansiedad. Si nunca has padecido de ansiedad, es extremadamente difícil de entender y tener empatía. La gente que tiene ataques de pánico, por ejemplo, uno de los síntomas es un sentimiento de muerte o muerte inminente, combinado con intensos síntomas físicos que son casi idénticos a los ataques al corazón. Si quieres «curar» la ansiedad de tu amigo o familiar asumiendo que entiendes lo que está pasando, vas a batallar mucho, y hasta puedes incluso molestar a esa persona. 

Aquí te dejamos unos consejos sobre qué debes hacer y qué no. Ten en cuenta que cada persona es diferente, y cada uno tiene diferentes necesidades. Hay algunas personas que quieren hablar de sus ansiedades, y hay otras que prefieren no mencionarlo. 

Empecemos:


Hazle saber a esa persona que tú quieres hablar del tema, sin ningún temor de juicio. Es muy importante demostrar que estás ahí para prestar un oído, y que no vas a juzgar o cambiar tu forma de pensar o sentirte sobre el o ella. 

No
Evita la frustración. Recuerda, los trastornos de ansiedad no sólo están relacionados con el pensamiento, sino que son químicos también. Aquellos con ansiedad realmente saben que sus miedos no deben molestarlos, pero la lógica no funciona para controlar esa ansiedad.  


Pasa tiempo con esa persona, tanto como sea posible. La compañía es más importante de lo que piensas. Ese tiempo que la persona pasa con alguien hace más difícil que piense en sus ansiedades. 

No
Plantees el tema de la ansiedad muy a menudo. Si bien quieres estar ahí para ofrecer ayuda, y hablar del tema, hay algunas ansiedades, como los ataques de pánico, que pueden ser provocados simplemente por pensar en ellos. En otras palabras, si le preguntas a alguien «¿cómo son tus ataques de pánico?» Puedes accidentalmente estar causando que esa persona piense en sus ataques de pánico y podría desencadenar un ataque. Deja que la persona te cuente de ello cuando lo sienta de forma natural.  


Dile que te llame en cualquier momento y lugar que te necesite. Hablar por teléfono y saber que alguien está allí para atender puede ser increíblemente reconfortante para alguien que está tratando de controlar su ansiedad. La ansiedad puede hacer que la gente se sienta perdida y sola. Saber que alguien está a una llamada telefónica de distancia reduce esa sensación.

No
Esperes cambios grandes e inmediatos. Desafortunadamente, el control de la ansiedad lleva tiempo. Los que tratan de curarse demasiado rápido a menudo encuentran que tienen retrocesos que a veces son peores que la ansiedad inicial.

Sí 
Haz actividades emocionantes, como pasar tiempo al aire libre. El ejercicio en sí es un remedio conocido contra la ansiedad, y la creación de nuevos recuerdos pueden ayudar a las personas a hacerle frente a algunas de las tensiones de la vida.

No
Pierdas la esperanza. La ansiedad es una condición tratable. Es posible que la persona afectada crea que siempre se va a asentir así, por el resto de su vida, pero la realidad es que la ansiedad es quizás una de las condiciones más tratables hoy en día.


Se tú mismo. No necesitas cambiar quién eres, y la persona con ansiedad no quiere que cambies tampoco. El hecho de que estés buscando ayuda para esa persona, demuestra que eres una buena influencia en su vida. La ansiedad puede tensar las relaciones, e incluso puede causar estrés significativo en un ser querido. 

Aprende de estos consejos para entender mejor cómo ayudar a tu amigo, familiar, novio/a o pareja, y tendrán una oportunidad para superar esto juntos y ser más unidos. 

Miles de personas llegan a superar la ansiedad, descubriendo cómo controlar los síntomas. 
Ten en cuenta que siempre es una buena idea consultar a un profesional médico para recibir la ayuda adecuada. 
 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :