ad-mania
Home / Lifestyle / Tecnología / ¿Qué son los NFT y para qué sirven?

¿Qué son los NFT y para qué sirven?

/
/
645 vistas

¿Eres de los que ha escuchado hablar de los NFT y de cuánto está invirtiendo la gente en ellos, pero entre más los conoces más preguntas aparecen en tu cabeza? Continúa leyendo, pues este artículo es para ti. 

Las siglas NFT corresponden a “Non -Fungible Tokens” en inglés, o “tokens no fungibles” en español. ¿Qué son los bienes no fungibles? Son aquellos que no pueden ser sustituidos por otros de la misma especie, calidad y cantidad. Algunos ejemplos tradicionales de bienes no fungibles son:

  • Obras de arte irrepetibles por ser únicas
  • Artículos de museos y coleccionistas
  • Productos hechos a medida exclusivamente para un consumidor
  • Productos a medida con numeraciones o tirajes limitados

Pues bien, este concepto de bienes no fungibles ha llegado al mundo digital con el nombre de “tokens” y han revolucionando el mundo del arte y los bienes digitales.

Los NFT y el coleccionismo

A todos nos gusta coleccionar algo o ver las curiosidades únicas que los demás coleccionan. Pongamos como ejemplo una colección de sellos postales y cómo sus coleccionistas simplemente asignaban distinto valor según la época, la temática del sello, el país de procedencia, el artista que lo creó, etc. Los tokens funcionan de la misma manera, solo que son la versión digital de los sellos, el arte o cualquier otro producto tangible o intangible al que una serie de usuarios acaban otorgando un valor. 

Estos activos cada día se hacen más valiosos, y forman parte de la nueva cultura en la que el blockchain y las criptomonedas también están absolutamente integradas.

Los NFT (Non-Fungible Token) pueden costar millones de dólares

Otro ejemplo son las figuras de colección. Figuras de acción como las de Batman, Spiderman, X-Men o todo tipo de personajes y superhéroes tienen su valor monetario dependiendo de la antigüedad, su rareza y si aún están en su empaque original. Los NFT en este caso vendrían siendo esos coleccionables que no tocas pero sí puedes ver y ser su único dueño digital. 

Anteriormente le dábamos valor a bienes tangibles que podíamos tocar y ver (oro, objetos antiguos, obras de arte), y ahora lo hacemos cada vez más a bienes intangibles que sobre todo vemos, pero no podemos tocar pues son productos en su mayoría digitales. 

Las criptomonedas han dado inicio a la aproximación de ese principio, pero los NFT aplican el concepto de reserva de valor a esos objetos que son preciados, únicos y orientados al coleccionismo. Al contrario de lo que ocurre con las criptomonedas, los NFT no se pueden intercambiar entre sí, ya que no hay dos NFT iguales: las cartas con diseños de personajes son únicas, como lo es esa obra de arte digital o cualquier otro bien intangible que entra en esta definición.

Cuando compras un NFT, la transacción contiene la información sobre el comprador, la fecha de la transacción y su localización en el universo digital. Así quedan registrados, como personales y únicos.

¿Sabes por qué un diseño digital de un gato llegó a costar 115 mil dólares? La respuesta puede sonar absurda pero es muy fácil: suficientes personas creyeron que ese era su precio. Así de simple se pueden llegar a valorizar los NFT.

Características de los NFT:

Son extraños y únicos

Así como las obras de arte, se pueden crear copias no originales de los NFT, pero el propietario puede certificar que es el dueño único y real de la obra original, aunque esta pueda compartirse fácilmente en internet. Esto sigue siendo muy curioso y da un giro al valor que le damos a las obras de arte físicas y a las digitales.

Son indivisibles

A diferencia de las criptomonedas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo. No puedes tener 1/1000 de una obra digital o un personaje digital.

Son indestructibles

Los datos de un NFT se almacenan en el blockchain a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir, eliminar o replicar.

Tienen propiedad absoluta

A diferencia del cine o la música, si compras uno de estos tokens su propiedad es absolutamente tuya. No compras una licencia para ver la película o escuchar la canción (como en Netflix o Spotify), sino que el bien es completamente tuyo.

Son verificables

El blockchain mantiene un historial de quién ha comprado o vendido un NFT y quién es su actual propietario (absoluto), incluyendo el creador original a quien se compró ese activo digital en primer lugar, sin equivocaciones. 

Algunos NFT famosos (y costosos)

CryptoPunk #7252 y CryptoPunk #5217. Se vendieron por $5,3 millones cada uno y hacen parte de una serie de personajes coleccionables.

Ringers #879 del artista Dmtri Cherniak. Se vendió en $5,8 millones. 

Ocean Front del artista Beeple. Se vendió por $6 millones.

Stay Free del artista Edward Snowden. Se vendió en $5,27 millones.

¿Cómo se pueden comprar?

¡No todos los NFT son así de costosos! Hay NFT que tú también podrías comprar si eres coleccionista digital. Para hacerlo, necesitas tener criptomonedas y para almacenarlos, necesitas un monedero de criptomonedas. Puedes crear una “wallet” gratuita registrándote en un exchange de criptomonedas como Binance u OKEx. Una vez lo hagas, las criptomonedas que compres se almacenarán en tu monedero.

Ten en cuenta que solamente puedes comprar NFT con la criptodivisa Ethereum. Algunos marketplaces admiten también compras con tarjetas de crédito.

Conclusión

En conclusión, un NFT es un activo digital que representa objetos del mundo real como arte, videos, música y elementos del juego. Se compran y venden en línea, frecuentemente con criptomonedas como Ethereum, y generalmente están codificados de la misma forma que muchos criptos. Se valorizan según su demanda, autenticidad y rareza. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :