ad-mania

No lo dejes para mañana: dile adiós a la procrastinación

/
/
787 Vistas

¿Cuántas personas dejan las cosas para después? ¿Cuántos de nosotros posponemos las cosas hasta que ya no hay dónde ni cómo seguir posponiendo más? Se nos acaba el tiempo para poder lograr hacer lo que necesitamos hacer, causando que suframos de enorme estrés al no poder hacer las cosas bien o no poderlas hacer del todo. Aprende qué quiere decir procrastinación y cómo dejar de procrastinar para poder lograr tus metas. 

¿Qué significa procrastinación?

La procrastinación es el hábito de retrasar tareas, actividades o situaciones que deben hacerse, sustituyéndolas por otras situaciones que no tienen la misma importancia o que resultan más agradables. Es básicamente, “dejar para mañana lo que puedes hacer hoy”.

¿Cuándo y por qué procrastinamos?

  1. Procrastinamos cuando dudamos de nosotros mismos. Hay personas que piensan que existen reglas rígidas sobre cómo se deben hacer las cosas y temen fracasar. Evitan tomar acción por miedo al fracaso.
  2. Procrastinamos para evitar actividades que causen estrés, disconfort y ansiedad. Irónicamente, el evitar hacer estas actividades causa más tensión. Aquello que estás tratando de evitar por estrés, termina estresándote.
  3. Al procrastinar te sientes culpable por las cosas que no se han hecho. Esto hace que en lugar de corregir la situación, sigas sin hacer lo que debes, con tal de evitar la culpabilidad.
  4. El haber procrastinado tantas veces se hace un hábito. No piensas en por qué lo haces, sino que simplemente lo haces parte de ti, de tu forma de ser.

Tipos de procrastinador

Para dejar de procrastinar, es importante entender la causa que provoca este comportamiento. ¿Puedes identificar cuál de estos tipos de procrastinador eres tú?

  1. Organizar pensamientos y mantenerse al día con todos los planes se hace muy difícil. Este es un comportamiento típico de personas con Trastorno por Déficit de Atención (TDA) o Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).
  2. Las responsabilidades le parecen demasiado grandes, por lo tanto, es mejor no intentarlo (lo ve como una montaña muy alta).
  3. La rutina y los horarios estrictos causan tensión y rebeldía.
  4. Tiene miedo a la desaprobación de los demás.

¿Cómo dejar de procrastinar?

Conoce las diferentes técnicas para dejar de procrastinar:

¿Existe una voz dentro de tu cabeza que te dice, “no hagas esto, no vas a poder”?

De la misma forma, vas a crear una voz en tu cabeza que sea positiva y que diga, “Haz esto, y lo vas a poder hacer.”

Por ejemplo: Tienes que escribir un reporte y la fecha límite es en dos días. Debes de empezar hoy, pero tu mente dice que comiences mañana.

1. Interrumpe los pensamientos negativos y combátelos con razones positivas por las cuales debes comenzar hoy

  • Ejemplo: Si comienzo hoy, voy a poder descansar más. Si lo dejo para después, estaré más cansado.

2. Escribe una lista de las razones positivas por las cuales debes de hacerlo hoy, y crea una lista de las razones negativas de dejarlo para mañana

  • Haz una lista de lo que necesitas hacer.
  • Organízala en orden de prioridades. Qué es más importante: ¿hacer los pagos de la luz y gas, o limpiar tu clóset?

3. Consigue un calendario donde puedas escribir notas

  • Comienza por lo primero que está en tu lista y determina cuánto tiempo tomaría lograrlo.
  • Si toma poco tiempo, ponlo para hacerse en ese día. Si va a tomar más tiempo, divídelo en tareas pequeñas para desarrollarse en varios días.
  • Escribe en tu calendario las fechas en las que terminas cada tarea.
  • Sigue llenando tu calendario. Ten cuidado de no sobrellenar tu calendario con responsabilidades y date suficiente tiempo para hacer las cosas.

4. Ten disciplina. Permite que tu deseo de triunfar sea más fuerte que tu deseo de dejar las cosas para otro día

  • Usa frases inspiradoras diariamente para alimentar tu motivación.
  • Pídele ayuda a alguien que esté al tanto de lo que haces, para que se asegure de que termines tu tarea.
  • Haz las cosas que más te traigan placer y que sean más faciles primero, para que tengas un buen comienzo.
  • Deja de pensar y comienza a hacer. Mucho planear y pensar hará que veas la tarea como algo horrible y lo dejes para después.

5. No exageres el concepto de lo que tienes que hacer

Vas a limpiar un clóset, no el Hotel Hilton.

6. Enfócate en el primer paso, y luego en el segundo

Si ves todas las metas que tienes que hacer juntas, se van a ver muy grandes, te van a asustar y las vas a abandonar.

7. Enfrenta tus miedos

Es más fácil vivir con la idea de “lo haré en el futuro”, en lugar de aceptar que vamos a cometer errores o a sentir dolor. Es más fácil encontrar confort en el no hacer las cosas que tenemos que hacer. Sin embargo, esa comodidad tiene sus consecuencias, mantenerte en un lugar donde es más difícil crecer y evolucionar.

Recuerda: Mañana no es mañana, “MAÑANA ES HOY.”

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :