Una pareja en un sofa mira cada uno a su celular.

¿Acaso el “ningufoneo” puede debilitar o hasta destruir tus relaciones?

/
/
79 Vistas

Por Cecilia Alegría La Dra. Amor

Tal vez no habías escuchado hablar del “ningufoneo” hasta hoy. En inglés se le conoce como Phubbing, que es la combinación de las siguientes dos palabras: Phone y Snubbing. Este último término se refiere al desaire que se le hace a una persona cuando no se le brinda importancia a lo que dice, por estar mirando la pantalla del celular para responder mensajes de textos, mirar las redes sociales o navegar en Internet. Entonces, Phubbing se refiere, al unir ambas palabras, a ignorar a alguien para concentrarse en mirar el teléfono celular y sus atractivos contenidos. Es decir, hacemos sentir a la otra persona que el celular es más importante que ella. 

La Real Academia de la Lengua Española (RAE), define NINGUNEAR como no hacer caso de alguien, no tomarlo en consideración, menospreciarlo. El NINGUFONEAR (término todavía no reconocido por la RAE) implica desairar a la persona prestando mayor atención a la tecnología móvil. 

Hay algo que te debe haber pasado y seguro que te resultó desagradable. Imagina que estás por decirle algo a tu pareja y ella finge que te escucha, pero sigue mirando el celular. ¿Qué es lo que sientes? Es probable que te hayas sentido olvidada, inclusive rechazada. Y es que el ningufoneo le dice a la otra persona: “Tu no existes para mí”, y por tanto descalifica al interlocutor, invalidando la comunicación. 

También habrás visto a las parejas que van a cenar y no conversan mientras esperan a que se les traiga la comida, ya que prefieren dedicarse a mirar lo que el aparato tecnológico provee, comentando una que otra cosa, de tanto en tanto, con frases cortas. El smartphone los distancia, los aleja, pone una barrera entre ambos. 

El fenómeno del phubbing es especialmente preocupante en jóvenes, con un 87% de adolescentes que prefieren comunicarse con mayor frecuencia a través de la pantalla del móvil que cara a cara. Esta preferencia puede conducir a dificultades para manejar emociones reales, hasta el punto de que muchos jóvenes optan por terminar relaciones de pareja por WhatsApp. 

El phubbing o ningufoneo también puede generar problemas como el ciberacoso, que afecta a un 24% de los jóvenes. Otros efectos negativos pueden ser un rendimiento escolar bajo, inestabilidad emocional, dificultades para entablar relaciones sociales y el descuido de rutinas básicas. 

Pero el problema del phubbing no es exclusivo de los jóvenes. Según estudios, el 62% de los adultos hispanos, mayores de 35, admiten que logran aislarse e ignorar su entorno cuando consultan su smartphone, incluso en reuniones o fiestas. 

Si los problemas de comunicación de pareja ya eran grandes y graves antes de que el ningufoneo apareciera como tendencia, díganme a dónde vamos a parar ahora.  

Tenemos que hacer algo y no posponer la toma de decisiones al respecto. 

He aquí algunas importantes recomendaciones: 

  1. Limitar el uso del teléfono móvil durante las comidas. Los estudios indican que la presenciavisible de un smartphone puede disminuir la calidad de la conversación y la percepción de confianza. 
  1. Designar horarios específicos para el uso del celular en la casa, y evitar su uso antes de dormir, ya que puede interferir con la calidad del sueño. 
  1. Fomentar la resolución de conflictos cara a cara, enseñando a los más jóvenes que la comunicación directa es más efectiva. 
  1. Evaluar y reconocer nuestro propio comportamiento frente al celular. Una prueba rápida puede ayudar a identificar si estamos prestando más atención a ese aparato que a los seres humanos nos rodean. 

No permitamos que la tecnología nos aleje de las personas más importantes en nuestras vidas. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :