ad-mania

HABLEMOS: Avances sobre el autismo y el Síndrome de Asperger

/
/
68 Vistas

El autismo y el Sindrome de Asperger son trastornos del desarrollo que afectan la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con los demás. A lo largo de las últimas décadas, ha habido un aumento significativo en la conciencia y comprensión del autismo, pero aún persisten muchos mitos y malentendidos sobre esta condición.

En este artículo se explorará en profundidad qué es el autismo, sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento, así como también algunas de las ideas erróneas comunes que rodean a este trastorno. 

En el programa participó el Dr. Àngel Reverol, quien es psicólogo clínico y de la salud, experto en trastornos del neurodesarrollo y personalidad. El Dr. Reverol es autista /Asperger. 

¿Qué es el autismo? 

El autismo, también conocido como trastorno del espectro autista (TEA), es una condición neurológica que afecta la comunicación, el comportamiento y la interacción social. Se manifiesta de manera diferente en cada persona y puede variar desde formas leves hasta graves. Las personas con autismo pueden tener dificultades para entender las señales sociales, expresar sus emociones, mantener conversaciones y participar en actividades sociales típicas. 

Síntomas del autismo 

Los síntomas del autismo suelen manifestarse en la primera infancia, aunque pueden pasar desapercibidos hasta que el niño alcanza cierta edad. Algunos de los signos y síntomas más comunes del autismo incluyen: 

  • Dificultades en la comunicación verbal y no verbal, como la falta de contacto visual, gestos limitados, dificultades para iniciar o mantener conversaciones y uso repetitivo del lenguaje. 
  • Problemas en la interacción social, como la incapacidad para entender las emociones de los demás, dificultad para establecer relaciones con sus compañeros y falta de interés en compartir experiencias. 
  • Patrones de comportamiento repetitivos o restrictivos, como el apego a rutinas, intereses obsesivos en ciertos temas y movimientos repetitivos, como balancearse o agitar las manos. 

Es importante destacar que el autismo es un espectro, lo que significa que los síntomas pueden variar ampliamente en cada individuo. 

La prevalencia del autismo ha mostrado un aumento en las últimas décadas. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1 de cada 160 niños en todo el mundo tiene trastornos del espectro autista (TEA). Sin embargo, es importante mencionar que las tasas de prevalencia pueden variar entre países y regiones debido a diferencias en los criterios de diagnóstico y en la disponibilidad y acceso a servicios de salud. 

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informó una tasa de prevalencia de aproximadamente 1 de cada 59 niños con autismo en los Estados Unidos. 

Causas del autismo 

La causa exacta del autismo aún no se comprende completamente, pero se cree que es el resultado de una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunas investigaciones sugieren que ciertas variaciones genéticas pueden aumentar el riesgo de desarrollar autismo. Además, factores ambientales, como la exposición a toxinas durante el embarazo o el parto prematuro, también pueden desempeñar un papel en el desarrollo del autismo. 

Detectar y diagnosticar el autismo en etapas tempranas y/o a lo largo del ciclo vital es esencial para proporcionar intervenciones adecuadas y mejorar la calidad de vida de las personas que tienen este diagnóstico y/o condición y sus familias. 

Al recibir un diagnóstico temprano, los padres pueden acceder a recursos de apoyo y terapias específicas que les ayudarán a comprender y manejar mejor las necesidades del niño. Además, como ya se evidencia día tras día, la intervención temprana incide de forma determinante en la comunicación, el comportamiento y las habilidades sociales del niño, facilitando su inclusión en entornos educativos, sociales y naturales. 

Diferencias cruciales entre el Síndrome de Asperger y el autismo 

El Síndrome de Asperger y el Autismo, aunque a menudo se confunden, presentan diferencias significativas que afectan la forma en que se manifiestan y se diagnostican. Abordar estas diferencias es fundamental para entender y abogar por un apoyo adecuado para quienes viven con estas condiciones. 

El Síndrome de Asperger: Un trastorno singular pero autónomo 

Considerado inicialmente como un trastorno independiente, ahora se clasifica dentro del Espectro del Autismo de Alto Funcionamiento (TEA). Los niños con Asperger suelen experimentar dificultades en la comunicación y pueden exhibir comportamientos repetitivos o peculiares. Sin embargo, a diferencia del Autismo, no muestran retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje ni en sus habilidades cognitivas. 

Es importante destacar que los niños con Síndrome de Asperger tienen una mayor probabilidad de independizarse y llevar una vida relativamente normal en la adultez, especialmente si pueden explorar carreras relacionadas con sus áreas de interés, en las cuales suelen destacarse. 

¿Cómo identificar el Síndrome de Asperger? 

Detectar el Síndrome de Asperger puede ser más complicado que identificar el autismo, especialmente en los primeros años de vida de un niño. Las manifestaciones suelen volverse más evidentes cuando los niños comienzan a interactuar socialmente en la escuela. 

Un signo distintivo del Síndrome de Asperger es el marcado interés en temas específicos y una tendencia a hablar sobre ellos con frecuencia. El diagnóstico también considera las habilidades lingüísticas y cognitivas, que generalmente se encuentran dentro del rango normal o por encima del promedio. 

El Autismo: Un espectro de desafíos sociales y de comunicación 

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), por otro lado, se caracteriza por desafíos más amplios en las habilidades sociales, la comunicación verbal y no verbal, así como por la presencia de comportamientos repetitivos. Estos síntomas suelen ser evidentes desde la infancia y pueden manifestarse de manera severa antes de los 3 años. 

A diferencia del Síndrome de Asperger, el autismo puede estar asociado con retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje y puede afectar gravemente las relaciones interpersonales y la adaptación social del individuo. 

Similitudes y diferencias cruciales: Asperger vs. autismo 

Aunque comparten similitudes, es crucial comprender que el Síndrome de Asperger y el autismo son entidades distintas. Mientras que en el autismo los síntomas suelen ser evidentes en los primeros años de vida, en el Síndrome de Asperger, aunque también está dentro del espectro autista, no se observa un retraso cognitivo y, en muchos casos, la capacidad intelectual es normal o superior. 

Retos que afronta el adulto con autismo

Los adultos con autismo enfrentan una serie de retos únicos que van desde la falta de diagnóstico oportuno hasta las limitadas opciones de independencia y la lucha contra los prejuicios sociales. A medida que aumenta la conciencia sobre el autismo en la infancia, es crucial centrarse en los desafíos específicos que enfrentan los adultos que viven con esta condición. 

Diagnóstico tardío 

A pesar de que la conciencia sobre el autismo está creciendo, muchos adultos permanecen sin un diagnóstico adecuado. Las estadísticas sugieren que, por cada tres casos de autismo conocidos, hay otros dos que permanecen sin diagnóstico. Esta falta de diagnóstico oportuno puede deberse a la complejidad y la variabilidad de los síntomas del autismo en adultos. 

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) afecta aproximadamente al 1,1% de la población adulta y se caracteriza por dificultades en la interacción social, la comunicación y comportamientos repetitivos. Muchas personas en el espectro no recibieron un tratamiento adecuado en su juventud debido a la falta de conocimiento y a los estigmas sociales asociados con el autismo. 

Síntomas y signos de TEA en adultos 

Los síntomas del autismo en adultos pueden variar en severidad, pero generalmente incluyen dificultades sociales y de comunicación, así como comportamientos repetitivos. Identificar estos síntomas en adultos puede ser difícil, especialmente porque se manifiestan de manera diferente en comparación con la infancia. 

Los adultos con autismo a menudo enfrentan dificultades para comprender y expresar sus propias emociones, lo que puede afectar sus relaciones interpersonales. La alexitimia, o la dificultad para ponerle nombre a las emociones, es común en personas en el espectro. 

Desafíos socioeconómicos y de salud 

La falta de independencia económica es una preocupación importante para muchos adultos con autismo. Las oportunidades de empleo son limitadas, y aquellos en el espectro tienen tasas más altas de empleo informal o dependencia de terceros para sus necesidades cotidianas. 

Además, los adultos con autismo tienen tasas significativamente más altas de problemas de salud mental y física en comparación con la población general. La depresión, la ansiedad y otros trastornos mentales son más comunes en este grupo, y las condiciones propias del autismo pueden dificultar el diagnóstico y el tratamiento adecuado. 

Estigma y exclusión social 

El estigma y la discriminación son realidades para muchas personas con autismo. La falta de comprensión sobre esta condición puede llevar a la burla, la discriminación y la exclusión social. Esto puede limitar las oportunidades de las personas en el espectro y contribuir a un mayor aislamiento y problemas de salud mental. 

La importancia de la familia en el autismo 

La importancia de la familia en el autismo es fundamental en el bienestar y desarrollo de las personas en el espectro. La familia no solo desempeña un papel crucial en el apoyo emocional y social, sino que también juega un papel activo en la búsqueda de recursos y servicios para satisfacer las necesidades individuales de cada persona con autismo. Aquí exploraremos algunos aspectos clave de la importancia de la familia en el autismo: 

Apoyo Emocional y Social: La familia proporciona un entorno seguro y de apoyo donde las personas con autismo pueden sentirse aceptadas y comprendidas. El amor, la paciencia y la comprensión de la familia son fundamentales para ayudar a las personas en el espectro a enfrentar los desafíos diarios y a desarrollar una autoestima positiva. 

Abogacía y Defensa: La familia desempeña un papel crucial en la defensa de los derechos y necesidades de las personas con autismo. Los padres y cuidadores a menudo actúan como defensores de sus hijos, abogando por servicios educativos adecuados, acceso a la atención médica especializada y la inclusión en la comunidad. 

Acceso a Recursos y Servicios: La familia es responsable de buscar y acceder a una variedad de recursos y servicios que pueden beneficiar a las personas con autismo. Esto puede incluir terapia ocupacional y del habla, programas educativos especializados, grupos de apoyo para la familia y servicios de atención médica especializada. 

Educación y Entrenamiento: La familia juega un papel importante en la educación y el entrenamiento de las personas con autismo. Los padres y cuidadores pueden trabajar en colaboración con profesionales de la salud y educadores para implementar estrategias efectivas de manejo del comportamiento, habilidades sociales y comunicativas en el hogar y en la comunidad. 

Promoción de la Inclusión y la Participación: La familia puede promover la inclusión y la participación de las personas con autismo en la comunidad. Esto puede incluir actividades recreativas, deportivas y culturales adaptadas a las necesidades individuales de la persona en el espectro, así como la promoción de la sensibilización y aceptación del autismo en la sociedad. 

Recursos

Autism Speaks ha trabajado con organizaciones para traducir muchos de nuestros recursos al español. La lista está a continuación. Para obtener más información sobre el autismo en español, haga clic aquí

Como invitado especial de este programa estuvo el  Dr. Àngel Reverol / Psicólogo Clínico y de la Salud. Experto en Trastornos del Neurodesarrollo y Personalidad.  Reside en México y se ha dedicado a ayudar a pacientes y familias autistas en sesiones presenciales y online, atiendo adultos y jóvenes a partir del modelo de intervención cognitivo-conductual, uno de los más eficaces y con evidencia científica. El Dr. Reverol es autista /Asperger 

Redes sociales: @angelreverol 

Escucha al Doctor Eduardo López-Navarro en su programa de psicología y salud mental, Hablemos, todos los miércoles a las 4PM Este | 3PM Centro | 2PM Montaña | 1PM Pacífico. Respondemos GRATIS y en vivo tus preguntas a través de Facebook Live en La Red Hispana

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :