ad-mania

DR. SHAPS: Mayo es el mes de concientización sobre el asma 

/
/
38 Vistas

Mayo es el mes de la concientización sobre el asma, una época para enseñar a los amigos, familiares y pacientes sobre el asma y promover la concientización sobre cómo se puede controlar esta enfermedad respiratoria crónica grave y, en ocasiones mortal. 

El asma es una afección crónica que afecta las vías respiratorias en los pulmones.

Hay que recordar que las vías respiratorias son conductos que transportan el aire para permitir su ingreso y egreso de los pulmones.

Si tiene asma, las vías respiratorias pueden inflamarse y estrecharse, lo que dificulta el flujo de aire, especialmente durante la exhalación. Este estrechamiento puede desencadenar síntomas como dificultad para respirar, opresión en el pecho, tos y sibilancias.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, alrededor de 1 de cada 13 personas en el país tiene asma. Esta enfermedad puede afectar a personas de todas las edades, pero con frecuencia comienza durante la infancia.

Los desencadenantes del asma pueden variar de una persona a otra, pero algunos comunes incluyen el polen, el ejercicio físico intenso, las infecciones virales y el aire frío. Cuando los síntomas del asma empeoran se conoce como crisis asmática, que puede ser una situación grave que requiere atención médica inmediata. 

Aunque no existe una cura definitiva para el asma, el tratamiento y un plan de acción personalizado pueden ayudar a manejar la enfermedad de manera efectiva.

Este plan puede incluir varias estrategias, como monitorear los síntomas, identificar y evitar los desencadenantes conocidos, y usar medicamentos según las necesidades individuales.

Los medicamentos para el asma pueden dividirse en dos categorías principales: los medicamentos de control, que se usan regularmente para prevenir los síntomas a largo plazo, y los medicamentos de alivio rápido, que se utilizan para tratar los síntomas agudos durante una crisis asmática. 

Detonantes del asma 

Identificar los detonantes del asma es un paso crucial en el manejo de esta enfermedad respiratoria crónica. Los detonantes son elementos que pueden desencadenar o empeorar los síntomas del asma en personas afectadas. Si bien los desencadenantes pueden variar entre individuos, algunos son comunes y vale la pena tener en cuenta. Entre los detonantes más frecuentes del asma se incluyen: 

Humo del tabaco: La exposición al humo del tabaco, ya sea de fumadores activos o pasivos, puede desencadenar síntomas asmáticos. 

Ácaros del polvo: Los ácaros son microorganismos comunes que se encuentran en el polvo doméstico y pueden desencadenar alergias y exacerbaciones del asma. 

Contaminación ambiental: La exposición a la contaminación del aire, incluidos los gases y partículas contaminantes, puede empeorar los síntomas del asma. 

Cucarachas: Los alérgenos producidos por las cucarachas, como las proteínas presentes en sus excrementos, pueden desencadenar reacciones alérgicas y asmáticas en algunas personas. 

Caspa de mascotas: La caspa de animales, incluidos los gatos y los perros, es un desencadenante común del asma en personas alérgicas a los animales. 

Polen de plantas: La exposición al polen, especialmente durante la temporada de polinización, puede desencadenar síntomas asmáticos en personas sensibles. 

Moho: La presencia de moho en ambientes interiores, como en áreas húmedas o con filtraciones de agua, puede desencadenar síntomas del asma en algunas personas. 

Infecciones virales: Las infecciones respiratorias virales, como el resfriado común, pueden desencadenar exacerbaciones del asma en algunas personas. 

Ejercicio: La actividad física intensa o el ejercicio en ambientes fríos y secos pueden desencadenar síntomas asmáticos en algunas personas. 

Olores penetrantes: Ciertos olores fuertes, como los de perfumes, productos de limpieza o pinturas, pueden desencadenar síntomas asmáticos en algunas personas sensibles. 

Tratamiento 

Si no se atiende, el asma puede causar daño pulmonar a largo plazo y ataques potencialmente mortales que pueden necesitar atención de urgencia u hospitalización. Los pacientes deben colaborar con su profesional de la salud a fin de abordar el tratamiento adecuado para el asma, el cual puede incluir medicamentos y cómo tomarlos de manera segura. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado muchos tratamientos de prescripción médica para el asma. Como los síntomas del asma pueden variar de una persona a otra, no todos los medicamentos son adecuados para todos los pacientes. 

Hay dos tipos de medicamentos de prescripción médica para el asma: de alivio rápido y de control a largo plazo. 

Los medicamentos de alivio rápido controlan los síntomas de un ataque de asma al abrir las vías respiratorias en los pulmones. Un ejemplo es el albuterol. La FDA también aprobó el aerosol para inhalación Airsupra, que combina albutero y budesonida (un corticoide) para tratar el asma según sea necesario y para reducir el riesgo de ataques de asma severos en personas de 18 años o mayores. 

Las medicinas de control a largo plazo lo ayudan a tener menos ataques de asma, más leves, aunque no le servirán durante uno. Estos tratamientos incluyen los corticoides inhalados y productos biológicos (p. ej., anticuerpos monoclonales) que, con un tratamiento continuo, ayudan a mejorar la función pulmonar, y a prevenir los síntomas y las reagudizaciones, reduciendo la necesidad de tomar medicamentos de alivio rápido. 

Existen medicamentos de venta sin receta médica (también llamados de venta sin receta u OTC) para tratar los síntomas del asma leve e intermitente. Sin embargo, un producto de venta sin receta no es adecuado para todas las personas con asma y no debe usarse sin consultar primero a su profesional de la salud para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados.  

¿Qué hacer ante un ataque de asma? 

Durante un ataque, se recomienda tomar una inhalación de un analgésico cada 30 a 60 segundos. 

Las siguientes acciones pueden ayudar a controlar un ataque: 

  • Siéntate erguido y trata de permanecer en calma. No te recuestes. 
  • Toma una inhalación de un analgésico o un inhalador de rescate cada 30 a 60 segundos, con un máximo de 10 inhalaciones. 
  • Si los síntomas empeoran o no mejoran después de 10 inhalaciones, busca atención médica de emergencia. 
  • Si la ayuda tarda más de 15 minutos en llegar, repite el paso 2. 
  • Los ataques de asma pueden poner en riesgo la vida. Busca ayuda si los síntomas no mejoran. 

Remedios caseros 

Sentarte erguido te ayudará a abrir las vías respiratorias, lo que facilitará que el aire pase a través de los pulmones. 

Es esencial que permanezcas en calma. La respuesta natural del cuerpo al estrés, algunas veces llamada modo de “lucha o huida”, puede empeorar los síntomas. 

Los ejercicios de respiración pueden ayudar. El propósito de estos ejercicios es reducir el número de respiraciones, manteniendo las vías respiratorias abiertas por más tiempo y facilitando la respiración. 

  • Respiración con los labios fruncidos 
  • Respira por la nariz. 
  • Exhala con los labios fruncidos. La exhalación debe ser al menos dos veces más prolongada que la inhalación. 
  • Respiración abdominal 
  • Respira por la nariz. con las manos sobre tu estómago. 
  • Con el cuello y hombros relajados, exhala. La exhalación debería tardar dos o tres veces más que la inhalación. 

En internet, se pueden encontrar sugerencias de muchos remedios caseros de emergencia. Sin embargo, usualmente no se basan en evidencia científica. 

Estos son algunos ejemplos: 

  • Cafeína: Algunas personas sugieren que la cafeína puede ayudar a tratar el asma, debido a que se relaciona estrechamente con un medicamento más antiguo. Una revisión de la evidencia disponible en 2001 determinó que la cafeína parecía mejorar modestamente la función pulmonar hasta por 4 horas. Los autores concluyeron que es posible que una persona necesite evitar la cafeína antes de una prueba de función pulmonar. No existe evidencia de que ayude con un ataque de asma agudo. 
  • Aceite de eucalipto: Algunos investigadores han sugerido que inhalar el aceite de eucalipto puede ayudar a aliviar los síntomas del asma. Sin embargo, ningún estudio ha considerado la efectividad durante un ataque. Ten presente que, el eucalipto puede desencadenar los síntomas del asma en algunas personas. 

Escucha al Doctor Ilán Shapiro en su programa de salud, Dr. Shaps en La Red Hispana, todos los martes a las 5PM Este | 4PM Centro | 3PM Montaña | 2PM Pacífico. Respondemos GRATIS y en vivo tus preguntas sobre salud a través de Facebook Live en La Red Hispana

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :