ad-mania

DR. SHAPS: Abril, mes de concientización sobre Infecciones de Transmisión Sexual 

/
/
65 Vistas

Caras vemos, infecciones no sabemos. En el caso de las enfermedades de transmisión sexual el dicho de las abuelas es más aplicable que nunca y es que cuando una persona decide tener relaciones sexuales con alguien, ya sea su pareja o un conocido casual, debe tener en cuenta que se está acostando con la persona y toda su historia, y en esa historia puede haber muchas enfermedades. 

No, no estamos exagerando, basta ver las cifras para entender la dimensión del problema. 

Datos y cifras de infecciones de transmisión sexual

  • Cada día, más de un millón de personas contraen una infección de transmisión sexual (ITS); la mayoría de los casos son asintomáticos. 
  • Se estima que, anualmente, unos 374 millones de personas contraen alguna de estas cuatro ITS, todas ellas curables: clamidiosis, gonorrea o blenorragia, sífilis y tricomoniasis. 
  • Se estima que más de 500 millones de personas (de 15 a 49 años) tienen una infección genital por el virus del herpes simple (VHS o herpes) (1). 
  • La infección por el virus de los papilomas humanos (VPH) está asociada a más de 311 000 muertes por cáncer de cuello uterino cada año (2). 
  • Se calcula que, en 2016, casi un millón de mujeres embarazadas tenían sífilis y que esta infección causó complicaciones en más de 350 000 partos (3). 
  • Las ITS tienen un efecto directo en la salud sexual y reproductiva por la estigmatización, la infecundidad, los cánceres y las complicaciones del embarazo y pueden aumentar el riesgo de contraer el VIH. 
  • La farmacorresistencia constituye un obstáculo importante para reducir la carga de las ITS en el mundo. 

Panorama general 

  • Según la información de la que se dispone actualmente, más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes se transmiten por contacto sexual, incluido el coito vaginal, anal o bucal.  
  • Algunas ITS también pueden transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia.  
  • Ocho son los agentes patógenos vinculados a la máxima incidencia de ITS. Cuatro de esas infecciones se pueden curar actualmente: la sífilis, la gonorrea, la clamidiosis y la tricomoniasis.  
  • Las otras cuatro son infecciones víricas incurables: la hepatitis B, la infección por el virus del herpes simple (VHS), la infección por el VIH y la infección por el virus de los papilomas humanos (VPH). 
  • A ellas se suman los brotes emergentes de nuevas infecciones que pueden contraerse por contacto sexual, como la viruela símica, las infecciones por los virus Shigella sonnei o Neisseria meningitidis, o el ébola y el zika, así como la reaparición de ITS desatendidas como el linfogranuloma venéreo. Todas ellas presagian retos crecientes en la prestación de servicios adecuados para la prevención y el control de las ITS. 

Magnitud del problema 

  • Las ITS tienen efectos profundos en la salud sexual y reproductiva en todo el mundo. 
  • Cada día, más de un millón de personas contraen una ITS. La OMS estima que, en 2020, hubo 374 millones de nuevas infecciones de alguna de estas cuatro ITS: clamidiosis (129 millones), gonorrea (82 millones), sífilis (7,1 millones) y tricomoniasis (156 millones).  
  • Se calcula que el número de personas con herpes genital superaba los 490 millones en 2016, y que hay 300 millones de mujeres con infección por el VPH, la principal causa de cáncer de cuello uterino y de cáncer anal entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.  
  • Cerca de 296 millones de personas padecen hepatitis B crónica en todo el mundo. 
  • Más allá del efecto inmediato de la infección, las ITS pueden tener consecuencias graves. 
  • Algunas ITS, como el herpes, la gonorrea y la sífilis, pueden aumentar el riesgo de infección por el VIH. 
  • La transmisión de una ITS de la madre al hijo puede causar muerte prenatal o neonatal, prematuridad e insuficiencia ponderal del recién nacido, septicemia, conjuntivitis neonatal y anomalías congénitas. 
  • La infección por el VPH causa cáncer de cuello uterino y otros cánceres. 
  • Se estima que en 2019 la hepatitis B causó unas 820 000 defunciones, principalmente por cirrosis o carcinoma hepatocelular. Algunas ITS, como la gonorrea y la clamidiosis, son causas importantes de enfermedad inflamatoria pélvica e infecundidad femenina. 

¿Cuáles son algunos síntomas de una ITS? 

Diferentes ITS  tienen diferentes síntomas. Algunos signos de enfermedades de transmisión sexual incluyen: 

  • Llagas o bultos en y alrededor de sus genitales, muslos o nalgas 
  • Flujo anormal de su vagina o pene 
  • Ardor al orinar y/o tener que orinar mucho 
  • Picazón, dolor, irritación y/o hinchazón en el pene, la vagina, la vulva o el ano 
  • Síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, dolores corporales, glándulas inflamadas y sensación de cansancio. 
  • Estos síntomas pueden ser causados por algo que no sea una ETS, por lo que la mejor manera de confirmar una infección por ETS es hacerse una prueba. 

Diagnóstico de las ITS 

Las ITS son con frecuencia asintomáticas. Cuando hay síntomas, pueden ser inespecíficos. Es más, los análisis de laboratorio se basan en muestras anatómicas, de sangre o de orina. Tres sitios anatómicos pueden ser portadores de al menos una ITS. Esas diferencias varían en función del sexo y del riesgo sexual, y pueden significar que a menudo las ITS no se diagnostican y que se trata a las personas de dos o más ITS. 

En los países de ingresos altos se utilizan de forma generalizada pruebas diagnósticas precisas para detectar las ITS (a través de la tecnología molecular). Son pruebas particularmente útiles para detectar las infecciones asintomáticas.  

¿Cuáles son los tratamientos para las enfermedades de transmisión sexual?

Las STD/STI causadas por bacterias, hongos o parásitos pueden tratarse con antibióticos. Estos antibióticos suelen administrarse por vía oral (boca). Sin embargo, a veces también se inyectan o aplican directamente en el área afectada. Cualquiera sea la infección, e independientemente de cuán rápido desaparezcan los síntomas después de comenzado el tratamiento, la persona infectada debe tomar todos los medicamentos indicados por el profesional de la salud para asegurarse de que la STD/STI se trate por completo. 

Aunque los tratamientos, las complicaciones y los resultados varían de una STD/STI viral a otra, dependiendo del virus particular (VIH, herpes genital, virus del papiloma humano, hepatitis o citomegalovirus), los profesionales de la salud indicar realizar tratamientos para reducir los síntomas y el avance de la mayoría de estas enfermedades. Por ejemplo, existen medicamentos para limitar la frecuencia y gravedad de los brotes de herpes genitales, a la vez que reducen el riesgo de que el virus se transmita a otras personas. 

Las personas con el VIH necesitan tomar medicamento antirretrovirales especiales para controlar la cantidad del virus que tienen. Estos medicamentos, llamadosterapia antirretroviral de gran actividad pueden ayudar a las personas a tener una vida más larga y sana. Si una mujer con VIH queda embarazada, estos medicamentos también pueden reducir las probabilidades de que el feto o el bebé se infecten. 

Realizarse pruebas de detección y tratamiento para las STD/STI es especialmente importante para las mujeres embarazadas porque algunas STD/STI pueden transmitirse a los bebés durante el embarazo o el parto. Hacer una prueba de estas STD/STI a las mujeres en la primera etapa del embarazo es importante para poder tomar medidas que permitan que el bebé nazca sano. El tratamiento necesario dependerá del tipo de STD/STI. 

 Prevención de las enfermedades transmitidas sexualmente 

La forma más confiable de evitar la infección es no tener relaciones sexuales (es decir, anal, vaginal u oral), pero eso puede no ser realista. Aquí hay algunas formas adicionales de prevenir las ETS: 

  • Vacúnese. Las vacunas son formas seguras, efectivas y recomendadas para prevenir la hepatitis B y el VPH para preadolescentes de 11 o 12 años (o pueden comenzar a los 9 años) y para todas las personas hasta los 26 años. La mayoría de las personas reciben la vacuna contra la hepatitis B cuando son bebés. 
  • Use preservativos. El uso correcto y constante de condones de látex es muy eficaz para reducir la transmisión de ETS. Use un condón cada vez que tenga sexo anal, vaginal u oral. 
  • Hágase la prueba. Conocer su estado de ETS es un paso crítico para detener la transmisión de ETS. Si sabe que está infectado, puede tomar medidas para protegerse a sí mismo y a sus parejas. Incluso si usted es asintomático o no experimenta ningún cambio en su salud, sin saberlo, puede transmitir una infección a su pareja. 

Escucha al Doctor Ilán Shapiro en su programa de salud, Dr. Shaps en La Red Hispana, todos los martes a las 5PM Este | 4PM Centro | 3PM Montaña | 2PM Pacífico. Respondemos GRATIS y en vivo tus preguntas sobre salud a través de Facebook Live en La Red Hispana

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :