Una joven mujer mira hacia su lado derecho hacia arriba con las manos en forma de pensativa sobre su rostro, como pensando en perspectiva algo.

Ganando un poco de perspectiva sobre eventos negativos

/
/
834 Vistas

Nadie dijo que iba a ser fácil y cuando los momentos difíciles llegan la sensación que abraza  es que se quedarán allí por siempre. Probablemente cueste muchísimo enfocarse en las pequeñas cosas y llevar adelante el día a día. Pero la cuestión es la siguiente: la vida sigue, el tiempo pasa y las opciones son pocas, o te quedas apenado y atrapado en el loop mental de la tristeza y la derrota, o haces algo al respecto, distinto a todo lo que venías haciendo… ¿qué piensas?

¿Por qué intentar salir adelante?

Si bien reflexionar acerca de un evento negativo puede resultar beneficioso para poder detectar qué se estaba haciendo o mal o bien qué estaba pasando a nivel personal, quedarse en ese estado de pensamiento continúo termina resultando estresante y agotador para el cerebro, quedando atrapado en un loop de pensamientos dolorosos y pesimistas para nuestra salud.

En cambio cuando se decide tomar cierta distancia de aquella situación que apena y duele y lograr también tomar cierta perspectiva de uno mismo y de los sentimientos propios, el campo visual se despeja, e incluso disminuye sentimientos negativos como la ira, la tristeza o la desesperanza. 

Pensar positivo funciona y genera cambios

Y en ocasiones pensar en uno mismo como otro, es decir dirigirse a uno mismo por el nombre, por ej, te llamas María: María vamos tú puedes, es un obstáculo más a superar!” “María ¿qué te sucede con esta situación, por qué te genera tanta ansiedad?”. Este cambio lingüístico, por más nimio que suene, puede permitir tomar cierta distancia del problema y observar desde otro lado pudiendo ver así otros caminos, otras respuestas. 

¿Cómo sobreponerse ante experiencias negativas?

Si has llegado hasta aquí y estás leyendo este artículo, ya tienes la mitad dentro, pues has decidido que la próxima vez que te toque atravesar por una circunstancia de vida complicada, negativa o estresante, no dejarás que tu cabeza te domine por completo sino que tú tomarás control del timón y navegarás hacia pensamientos optimistas y alentadores… verás todos los días un rato intenta practicar estos consejos:

  • Cierra los ojos y piensa en alguna experiencia que te haya enojado, angustiado o frustrado, o bien generado ansiedad por el futuro, por lo que está por venir o por proyectos deseados durante mucho tiempo.

  • Intenta conectar y comprender tus sentimientos desde afuera. Ej: eres Matías, “¿Por qué Matías se siente así?, ¿qué le sucede realmente?. Observa la situación a través de la mirada de un observador y no de los ojos propios.

  • El objetivo de adoptar este juego de roles de pasar de uno mismo a observador de lo que te está sucediendo es poder ver el problema desde un punto de vista diferente y no aislarse de los sentimientos. Intenta realizar este ejercicio mental por al menos 3 minutos.

  • Este tipo de diálogo interno y mirada en tercera persona puede comenzar como una práctica para que cuando realmente llegue el momento de atravesar una situación difícil puedas aplicarlo a medida te vayas sintiendo agotado y cansado, abrumado por la negatividad. Así pues adquiere práctica y sácale provecho a este recurso para aprender a sobrellevar momentos complicados y poder negociar y convivir con las adversidades.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :