fbpx
ad-mania
Home / Inmigración / Emotiva historia de una pareja que se casa en la frontera de EE. UU y México

Emotiva historia de una pareja que se casa en la frontera de EE. UU y México

/
/
135 vistas

Tres minutos puede ser poco tiempo, pero depende como uses ese tiempo pueden ser los 3 minutos más importantes y productivos de tu vida. Así fue para Brian Houston y Evelia Reyes, pareja que el pasado Noviembre del 2017 contrajeron matrimonio en la línea fronteriza entre México y Estados Unidos.

Sucede que la pareja que se conoció hace tres años en Tijuana, México, no puede estar junta debido a que Evelia, quien es mexicana, no tiene visa para viajar a Estados Unidos, país del que Brian es ciudadano.

Brian y Evelia se casaron durante una de las aperturas humanitarias que se hacen en la frontera entre México y Estados Unidos en las cuales los miembros de familias separadas por la falta de documentos se reencuentran.

«Estuvimos buscando una manera de estar juntos. No queríamos rendirnos», dice Brian en una conversación con BBC Mundo.

«La relación es muy fuerte. Teníamos un año viviendo separados, y nunca sabemos cuándo será la próxima vez que podremos vernos», explica.

Originaria del sureño estado de Guerrero, con tres hijos de un matrimonio anterior, Evelia no ha podido conseguir la visa para ella y sus hijos y así poder estar con Brian en San Diego, Estados Unidos.

«Pedí su mano en Valle de Guadalupe, en Ensenada (México), algo muy romántico. Rentamos una casa, visitamos los viñedos y en una cena, en un restaurante, antes del postre llegué con el anillo», cuenta Brian con emoción.

Brian se acercó a Ángeles sin Fronteras, una organización de defensa de los derechos de los migrantes que ha organizado, con apoyo de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., seis encuentros entre familias.

Brian y Evelia fueron uno de los 11 reencuentros autorizados para este noviembre pasado. Siendo el encuentro, autorizado por sólo 3 minutos. 

«Yo quería abrazarla y besarla». Comenta Brian.

 

Casarse en tres minutos fue parte del desafío: un juez mexicano estaba listo del lado mexicano con todos los documentos, “muchos para tan poco tiempo”, dice Brian.

«Estuve firmando unas 10 hojas en menos de un minuto, y poniendo las huellas. Estaba enojado por estar firmando papeles en ese tiempo. Yo quería abrazarla y besarla en ese tiempo», comenta el joven.

El momento fue algo único, pues ahí estaba Evelia con su vestido de novia blanco y Brian con un traje gris formalizando su unión debajo de marco de metal que custodiaban los guardias fronterizos de EE.UU. El momento vivido fue emotivo y las familias allí reunidas estallaron en aplausos.

Brian espera que Evelia pueda conseguir una visa al estar casada con un estadounidense, pero es consciente de que esto «puede tardar hasta 15 meses».

«Es mejor que nada», dice, pues para él «el amor no tiene fronteras«.
 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :