ad-mania

¿Le has pedido algún milagro a la Virgen de Guadalupe?

/
/
177 Vistas

La primera vez que doña Juanita Gutiérrez le pidió un milagro a la virgen de Guadalupe fue cuando su esposo, que trabajaba como electricista, se cayó de un poste y quedó inconsciente por más de un mes.

“Te pido que intercedas ante Dios nuestro señor para que se recupere y si me concedes el milagro, te prometo que cada 12 de diciembre, te llevaré un ramo de rosas rojas para mostrarte mi agradecimiento”.

A pesar de tener todos los pronósticos en contra Ramón, su esposo empezó una recuperación repentina que dejó asombrados a los médicos, pero no a Juanita, quien sabía en el fondo de su alma de creyente, que detrás de esa recuperación estaba la mano de su amada Virgen de Guadalupe.

La segunda vez que le pidió algo fue en una ocasión en la que uno de sus hijos estuvo a punto de morir luego de que un conductor en estado de ebriedad lo chocó mientras conducía en sentido contrario.

“Recibí la llamada de la policía diciéndome lo que había ocurrido. Pero no me dieron más información”, dice esta mujer, entonces dedicada al cuidado de su casa y a la crianza de sus seis hijos.

Mientras iba al sitio del accidente le pidió una vez más a la virgen que le concediera el milagro de que su hijo Antonio estuviera vivo.

Llegó al sitio indicado y vio la desgarradora escena en la que el auto de su hijo estaba completamente destrozado y las cuadrillas de paramédicos intentaban sacarlo. Su corazón le dio un vuelco pero confió en que la Virgen le haría una vez más el milagro. Y así fue, a pesar de lo aparatoso de la escena, su hijo salió intacto.

Han pasado más de 20 años desde ese accidente y en ese tiempo la única vez que no ha asistido a la Basílica en la capital mexicana, fue en el 2021 por la pandemia.

Historias como estas se repiten por todo el territorio mexicano, por Estados Unidos e incluso a lo largo del continente, donde se le considera a la Virgen de Guadalupe como la “Madre de las Américas”.

Aunque se ha discutido muchísimo si la Virgen y su aparición a un indio chichimeca llamado Juan Diego Cuauhtlatoatzin en1531, fue un instrumento más utilizado por los conquistadores españoles para someter al pueblo de México, lo cierto es que la Virgen de Guadalupe forma parte integral de la identidad del ser mexicano.

La representación original de la Virgen de Guadalupe es la de una mujer de piel más obscura que las tradicionales pinturas religiosas de la época, denotando su carácter mestizo. “Esto, sin duda, en un pueblo como el mexicano, e incluso como el latinoamericano, tiene un profundo significado porque la hace aparecer como una persona como tú o como yo”, dice el sociólogo mexicano Raúl Contreras”.

Desde el inicio de la devoción a la Virgen de Guadalupe su imagen está asociada a milagros. Cuenta la historia que en 1554, una enfermedad mortal se expandió por todo México y generó una epidemia que cobró la vida de más de 12.000 personas. Ante esto y sin cura aparente, se suplicó la ayuda de la Virgen de Guadalupe en una oración que corrió desde el convento de Tlatelolco hasta el Santuario principal. Al día siguiente de realizada la oración, se dice que la epidemia se detuvo abruptamente y de manera inexplicable.

La celebración del día de la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre, es uno de los acontecimientos multitudinarios más importantes del calendario religioso mexicano, que inicia algunas semanas antes con peregrinaciones que parten de todo el territorio mexicano hasta la Basílica de Guadalupe para pagar todos tipo de promesas o “mandas”.

Es tan grande la multitud que llega, que de acuerdo con las autoridades mexicanas, en el 2022, llegaron hasta ese recinto alrededor de 11 millones de fieles.

Por esas mandas, es que puede verse a miles de personas caminando de rodillas los últimos kilómetros de su peregrinar, o a niños vestidos con el atuendo de Juan Diego, o con ofrendas de todo tipo.

Y mientras llegan los peregrinos de todos los puntos cardinales y del extranjero, las autoridades de Ciudad de México colocan puestos de auxilio para atender cualquier emergencia que pueda surgir entre los millones de personas que van llegando para estar frente a la Virgen al menos unos segundos.

Y en la víspera del 12 de diciembre, los artistas más renombrados de México y el continente se hacen presentes para llevarle la tradicional serenata a la Virgen, un evento que es televisado a nivel nacional.

Sea creyente o no, acudir a la Basílica es un acontecimiento extraordinario por el fervor y la emoción que le profesan millones de personas que llegan para pedir un milagro o dar las gracias por los favores concedidos.

Si le has pedido algún favor a la Virgen de Guadalupe, compártelo con nosotros.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :