ad-mania
Home / Familia / Tres habilidades que te ayudan a mejorar como padre

Tres habilidades que te ayudan a mejorar como padre

/
/
190 vistas

Cultivar el propósito, la autocompasión y conexión puede ayudarte a estar bien y mejorar tu relación con tus hijos. 

Se necesitan muchas habilidades para ser padre. En un día cualquiera, se puede planear una fiesta de cumpleaños, sanar unas rodillas raspadas, mediar conflictos entre hermanos o preparar un almuerzo escolar. 

Con todo lo que hay por hacer, los padres también necesitan apoyo, sin embargo, en muchos lugares, no lo reciben desde un inicio. Por ejemplo, en los consultorios médicos prenatales a menudo tienen señales ambientales hostiles, como solo la decoración con imágenes de mamás y bebés, lo que puede indicar a los papás que no son bienvenidos o no se espera que participen en el cuidado de su bebé. Además, Estados Unidos no tiene una política nacional para la licencia parental

Mientras que los papás buscan más apoyo del exterior, hay algunas habilidades de bienestar que pueden cultivar por sí mismos que son un recurso importante a lo largo de su experiencia de crianza. Aquí enlistamos algunas. 

Formula un propósito sustancioso

Tener un sentido de propósito como padre puede ayudarte a mantener tu energía y ser persistente cuando te encuentres con obstáculos. Pero a veces la crianza de los hijos puede llevarnos a sentirnos limitados, lo que podría hacer que los papás se pregunten si es posible cultivar un renovado sentido de propósito

En un estudio reciente, el investigador James Mahalik y sus colegas exploraron formas de ayudar a aumentar el sentido de propósito de los padres. Los investigadores estudiaron a más de 180 padres de niños pequeños, en su mayoría blancos y casados. En un breve programa de escritura de reflexión, algunos padres aprendieron sobre la investigación acerca de cómo los niños se benefician cuando los papás están involucrados en el proceso de crianza. Luego, se les pidió que reflexionaran y escribieran sobre su sentido de propósito como padre usando indicaciones como estas: 

  • Al pensar en el tipo de vida que deseas que tenga tu hijo, ¿qué metas y aspiraciones a largo plazo tienes para él? 
  • Piensa en una experiencia positiva reciente que tuviste como padre con tu hijo. Descríbelo brevemente y luego identifica dos o tres de tus valores fundamentales que reflejó (por ejemplo, ir al patio de recreo representa mi valor de diversión, conexión y crecimiento). 
  • ¿Cuáles son dos o tres fortalezas específicas del carácter que aportas a ser padre? (por ejemplo, trabajo duro, compasión, lealtad). 

Todos los padres completaron un cuestionario sobre su sentido de propósito en la vida en tres áreas principales: tener un sentido de significado, estar orientado hacia las metas e impactar a los demás. 

¿Los resultados? En comparación con los padres que no participaron en el aprendizaje y la reflexión, los padres que participaron en el programa de escritura crecieron en su sentido de propósito, particularmente en el sentido de que sus vidas tenían significado y un impacto más allá de ellos mismos. 

Tomarte el tiempo para reflexionar sobre lo que significa para ti ser padre puede ser una forma poderosa de sentirte revitalizado, porque te ayuda a obtener un enfoque más claro y afirmar tu papel como padre. 

“Ya sea con breves ejercicios de reflexión en línea o conversaciones con profesionales de la salud, ayudar a los nuevos padres a reconocer lo que encuentran significativo sobre la paternidad, sus esperanzas y metas para sus hijos, y cómo ellos, como padres, esperan impactarlos, son intervenciones que representan una forma prometedora de apoyar a los padres y el desarrollo saludable de sus hijos. “, explican Mahalik y sus colegas. 

Cultiva la autocompasión 

Hay muchos errores en la crianza de los hijos, a veces es fácil caer en la espiral de sentirse un fracaso sin esperanza. Pero practicar las tres partes de la autocompasión (ser amable contigo mismo, reconocer que los errores son parte de ser humano y ser consciente de tus pensamientos y sentimientos sin identificarte demasiado con ellos) puede ser una forma poderosa para que los padres manejen la implacable charla negativa de sus críticos internos. 

Un estudio reciente, realizado por el investigador Vincent Mancini y sus colegas, exploró cómo la autocompasión ayuda a los padres a navegar las partes difíciles de la crianza de los hijos y mantenerse conectados con ellos. Estudiaron a 175 padres de niños pequeños, principalmente en el Reino Unido y Estados Unidos, así como a algunos padres en otros 20 países, como Nigeria, Argentina, Bulgaria, Filipinas y Yemen. Los papás completaron un cuestionario que mide su autocompasión, sus síntomas emocionales negativos (como depresión, ansiedad y estrés), su estrés específicamente en torno a la crianza de los hijos y su sentido de autoeficacia en torno a la crianza de los mismo, creyendo que son competentes para satisfacer las demandas de la paternidad. Finalmente, para medir el apego padre-hijo, los papás respondieron preguntas sobre su paciencia, tolerancia, el placer de interactuar, el afecto y el orgullo por su hijo. 

Mancini y sus colegas encontraron que los padres que practicaban una mayor autocompasión tendían a tener menos emociones negativas y, a su vez, menos estrés parental. Además, los papás con menos estrés parental tendían a sentirse más eficaces como padres y, al mismo tiempo, tenían un apego más fuerte con sus hijos. 

“La autocompasión se ha convertido en un aspecto prometedor para mejorar la salud y el bienestar de padres e hijos”, explican Mancini y sus colegas. Adoptar el hábito de practicarla, tomando descansos de autocompasión, por ejemplo, puede ser una forma útil de navegar por los desafíos cotidianos de la crianza de los hijos y fomentar un fuerte vínculo con ellos. 

Mantente conectado

Las consecuencias de la soledad la han convertido en un problema de salud pública. Alrededor de un tercio de los padres se sienten crónicamente solos, lo que puede ser perjudicial tanto para su propio bienestar como para el de sus hijos. Además, los padres de niños con autismo tienden a estar más solos y tienen menos apoyo social que otros padres. El apoyo social puede ser una forma transformadora de fomentar el bienestar de los padres. 

En un estudio reciente, la investigadora Suzanne Brown y sus colegas estudiaron cómo el apoyo social ayuda a los padres, particularmente a aquellos con un historial de experiencias infantiles desafiantes. Reclutaron a casi 40 futuros padres que eran en su mayoría negros. Para inducir estrés, los investigadores hicieron que los papás escucharan una muñeca realista que “llora” durante 10 minutos usando el audio del llanto de un bebé real. 

Los investigadores midieron en la saliva de los papás el nivel de cortisol, una hormona que se secreta en el cuerpo como respuesta al estrés, lo hicieron cinco veces: antes de que llegaran al laboratorio, justo antes de experimentar la simulación del bebé llorando y tres veces después. La liberación de cortisol ayuda al cuerpo a responder a las amenazas inmediatas, pero esta respuesta se vuelve dañina para el cuerpo cuando se mantiene durante un período prolongado de tiempo. También puede interponerse en el camino de la crianza sensible. 

Los investigadores también encuestaron la exposición de los padres a experiencias adversas de la infancia (ACE, por sus siglas en inglés) como el abuso, tener un padre con problemas de uso de sustancias o de salud mental o presenciar violencia doméstica, así como su apoyo social de familiares, amigos y otras personas importantes. 

Los investigadores encontraron que el apoyo social parecía proteger a los padres que habían tenido infancias difíciles. Entre los papás con mayores ACE, aquellos con mayor apoyo social tenían cortisol más bajo que aquellos con menor apoyo social. De hecho, tenían aproximadamente el mismo nivel de cortisol que aquellos que no habían tenido infancias difíciles.  

“El apoyo social para los padres conduce a una mejor regulación de las emociones y una mayor resiliencia tanto en los padres como en los niños”, explican Brown y sus colegas. “La detección de ACE y la evaluación del apoyo social pueden ser importantes como parte de la atención prenatal para padres y madres”. 

Si bien los grupos prenatales y de crianza están ampliamente disponibles para las madres, los hallazgos de este estudio sugieren que muchos papás se beneficiarían de oportunidades similares para fomentar los lazos sociales, lo que puede ayudarlos a lidiar con las experiencias estresantes de crianza durante la paternidad. 

Escrito por Maryam Abdullah. Este artículo es original de Greater Good, la revista en línea publicada por el Greater Good Science Center de UC Berkeley.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :