Madre carga cariñosamente a su hija en la espalda mientras ambas sonríen alegremente.

Cómo hablamos con los niños sobre los prejuicios 

/
/
331 Vistas

Las conversaciones sobre raza y racismo pueden ayudar a los niños a abordar estos temas y contrarrestar los mensajes negativos que aprenden de la sociedad.

En EmbraceRace, creemos que la creación de una sociedad marcada por una auténtica pertenencia multirracial debe comenzar en nuestros hogares, escuelas y comunidades, con los corazones y las mentes de nuestros hijos. 

En nuestro informe Reflexiones sobre el aprendizaje racial de los niños, comenzamos a relatar la aparición de un campo de aprendizaje y práctica centrado en el aprendizaje racial de los niños, es decir, cómo y qué aprenden los niños sobre la raza, incluyendo, pero no limitado a, los esfuerzos deliberados de los adultos para enseñarles sobre la raza (es decir, socialización racial).   

“Los niños crecerán ‘naturalmente’ hasta convertirse en adultos no racistas sólo cuando vivan en una sociedad no racista”, escriben la educadora Louise Derman-Sparks y sus colegas. “Hasta entonces, los adultos deben guiar el desarrollo antirracista de los niños”. Aún queda mucho por hacer antes de que Estados Unidos pueda ser considerado una “sociedad no racista”. Siglos después de nuestra fundación, la vida familiar, comunitaria e institucional de los Estados Unidos sigue inundada de prejuicios, ansiedades y resentimientos raciales. 

Durante algún tiempo, investigadores, educadores y padres se han centrado en luchar contra la aparición de prejuicios raciales en los niños. Sin embargo, prestamos cada vez más atención a las sutilezas sobre cómo nosotros le comunicamos a los niños cuestiones de raza y racismo, en términos más generales; investigaciones recientes destacan la posibilidad real de que podamos criar generaciones de niños que sean reflexivos, informados y valientes sobre la raza. 

Pero, ¿cómo logramos que los niños se involucren en temas relacionados con la raza en lugar de evitarlos? ¿Cómo sentamos las bases para interacciones interraciales positivas y significativas? Nos comunicamos con científicos sociales para preguntarles cómo podemos incentivar a los niños en un aprendizaje racial positivo, y aquí están las respuestas que brindaron de las reflexiones sobre el aprendizaje racial de los niños

1. Ten “la charla” sobre TODAS las razas 

Durante casi medio siglo, los estudios se han centrado en medir la frecuencia y el contenido de las conversaciones entre padres e hijos sobre la raza. Junto con el Dr. Howard Stevenson de la Universidad de Pensilvania, hemos propuesto nuevas preguntas: ¿Qué tan bien participan estas familias en la conversación entre sí? Y, quizás lo más importante, ¿cómo se manifiesta este fenómeno en todas las razas? 

Un equipo interdisciplinario de investigadores y participantes multirraciales presentó que, de hecho, podemos ampliar nuestra comprensión de la socialización racial centrándonos en las experiencias y competencias de las familias: sus habilidades, confianza y estrés. Ya sea que los padres hablen con niños negros, latinos, asiáticos o blancos, informan patrones de competencia similares. 

Esto significa que todos los padres pueden beneficiarse al reducir su estrés (respiración), mejorar sus habilidades (utilizar recursos) y aumentar su confianza (práctica) al hablar con sus hijos, incluso los padres que a menudo ya hablan de raza o se sienten seguros de lo que están haciendo.  

Esto también significa que hay más oportunidades para que organizaciones como EmbraceRace ayuden a los padres a ser más competentes en el cuidado del bienestar emocional de sus hijos en un momento de mayor sensibilidad y estrés con respecto a la raza.– Riana Elyse Anderson y Shawn CT Jones 

2. Mantén conversaciones valientes, intencionales y afectuosas dirigidas por los niños  

En los últimos años, cada vez más investigadores han trabajado arduamente para descubrir cómo podemos apoyar mejor a las comunidades para que tengan conversaciones valientes sobre la raza. La investigación es clara en que los padres brindan a los jóvenes mensajes intencionales y no intencionales sobre la raza que influyen en la comprensión racial que los jóvenes tienen de sí mismos y de quienes los rodean. 

Lo que sabemos es que la intencionalidad es necesaria para garantizar que estas conversaciones sean productivas, útiles para los jóvenes y conduzcan a que los jóvenes tengan un sentido más fuerte de sí mismos, listos para manejar momentos racializados y ser agentes de cambio en sus entornos. 

Pero la forma en que tengamos estas conversaciones es tan importante como tenerlas en primer lugar. Estudios observacionales con padres y jóvenes arrojaron luz sobre el beneficio de ser consientes de la etapa de desarrollo de los jóvenes, de estar alerta al bienestar emocional de ellos en las conversaciones, de seguir el ejemplo del niño haciendo preguntas abiertas para comprender las perspectivas de los jóvenes y de ayudarlos a anticipar cómo pueden manejar estos momentos en el futuro. 

El tono que adopten los padres en estas conversaciones también es importante: la calidez y el apoyo son la columna vertebral de cualquier conversación eficaz sobre raza.— Stephanie Irby Coard, Lisa Kiang, Gabriela Livas Stein 

3. Adopta una mentalidad de crecimiento en tus conversaciones 

Podemos cambiar la visión del prejuicio como algo fijo (“una vez racista, siempre racista”) a una visión de que es maleable (“parece prejuicioso, pero se puede cambiar”). Esto es lo que algunos investigadores denominan “mentalidad de crecimiento”. 

En una investigación con niños de ocho a 13 años, descubrimos que cuanto más creían los niños que los prejuicios son fijos, menos amigables se comportaban con un compañero de otra raza y menos querían interactuar con ese compañero de otra raza en el futuro. Los niños que creían que el prejuicio es un atributo que puede cambiar se comportaron de manera muy diferente: fueron más amigables y reportaron un mayor deseo de interactuar con sus compañeros de otras razas. También medimos los prejuicios de los niños y lo que importaba no era qué tan prejuiciosos eran los niños, sino si creían que los prejuicios podían cambiar. 

Nuestra investigación sugiere que el objetivo de crear una mayor disposición a hablar sobre raza y más interacciones interraciales positivas podría lograrse cambiando el enfoque de nuestras conversaciones, de la identificación de personas con prejuicios hacia el énfasis en cómo se puede cambiar el prejuicio en sí. El mundo de la investigación identifica cada vez más oportunidades para ser más intencionales en nuestras prácticas de cuidado y en los mensajes que comunicamos a nuestros hijos.—Kristin Pauker 

4. Habla de racismo estructural

 Aunque hablar con los niños sobre las fuerzas sociales que moldean la desigualdad racial puede parecer un desafío, nuestro trabajo demuestra que marca la diferencia. 

En un estudio, por ejemplo, encontramos que los niños que creían que las desigualdades raciales eran causadas por diferencias entre las personas (“hacia dentro”) desarrollaron más prejuicios raciales con el tiempo, mientras que los niños que reconocían los factores sociales subyacentes a las desigualdades raciales (“cosas que suceden en el mundo y que lo hacen más difícil para algunas personas y más fácil para otras”) desarrollaron actitudes más inclusivas e igualitarias. 

En un trabajo relacionado, hemos descubierto que la comprensión de los niños sobre estos factores sociales se vuelve especialmente importante para promover visiones del mundo inclusivas y antirracistas a medida que los niños están expuestos a más desigualdades raciales en sus vecindarios y en los medios de comunicación. 

Esta investigación apunta a la enseñanza sobre el racismo estructural como una forma de promover visiones del mundo más antirracistas en la primera infancia, y refleja las crecientes contribuciones y el papel cada vez más prometedor de los investigadores de las ciencias sociales para ayudarnos a afrontar el desafío práctico de criar niños antirracistas.—Michael T. Rizzo 

Este ensayo fue adaptado de Reflexiones sobre el aprendizaje racial de los niños 2023, publicado porAbrazoCarrera, una organización que tiene como objetivo ayudar a padres y educadores a formar una generación reflexiva, valiente e informada sobre la raza. 

Escrito por Kristin Pauker, Stephanie Irby Coard, Lisa King,Gabriela Livas Stein, Michael T. Rizzo, Riana Elyse Anderson, Shawn Ct Jones, Melissa Giraud, Andrew Grant-Thomas. Este artículo es original de Greater Good, la revista en línea publicada por el Greater Good Science Center de UC Berkeley.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :