ad-mania

Siete señales para reconocer a una nuera tóxica

/
/
112 Vistas

La dinámica familiar puede ser complicada, y a menudo, las relaciones entre suegras y nueras pueden ser un terreno delicado. Aunque generalmente se habla más de parejas o madres tóxicas, las nueras tóxicas también existen, desencadenando tensiones y malestar en la familia. Aquí exploraremos cómo identificar a una nuera tóxica y cómo establecer límites saludables para restablecer la armonía familiar.

Busca el programa “Intimo con la doctora Isabel” en tu estación preferida

Las siete señales de una nuera tóxica

Actitud excluyente: Las nueras tóxicas tienden a esforzarse por excluir a sus suegros de la dinámica familiar, ya sea a través de comentarios desagradables o evitando su presencia en ocasiones especiales.

Control excesivo: Intentan controlar cada detalle, desde decisiones familiares hasta la forma de vestir, generando una atmósfera de manipulación y falta de libertad.

Actitud egoísta: Suelen mostrar una actitud egocéntrica y manipuladora, oscilando entre encantadoras cuando necesitan algo y hostiles cuando no.

Desdén hacia las opiniones: Utilizan desdén e indiferencia para menospreciar las opiniones de los suegros, ignorando su presencia y ridiculizando sus ideas.

Avivan las diferencias: Fomentan desacuerdos y discusiones, poniendo a su pareja en contra de los padres y creando distancia a través de conflictos constantes.

Manipulación y victimización: Juegan la carta de la víctima, manipulando situaciones y culpando a los suegros de sus problemas, incluso difundiendo falsedades para ganar apoyo.

Difusión de falsedades: En casos extremos, inventan mentiras para desprestigiar a los suegros, afectando las relaciones en diferentes niveles, desde familiares hasta redes sociales.

Cómo poner límites saludables

Involucrar a tu hijo: Es responsabilidad de tu hijo poner límites a los comportamientos tóxicos. La pasividad solo exacerba el conflicto y puede alejarlo.

Evitar confrontaciones directas: Recriminaciones y reproches pueden aumentar la tensión. Busca caminos hacia una relación más distendida.

Comprender la raíz del problema: Intenta comprender la historia de vida de tu nuera, sus miedos e inseguridades. Eso puede ayudar a fortalecer la conexión.

Establecer límites con amor: Explica tus límites con delicadeza, modelando una comunicación asertiva. No permitas que el miedo o la ira dominen tus respuestas.

Reconocer vulnerabilidades mutuas: Reconoce que tanto tú como tu nuera pueden tener miedos y inseguridades. Buscar puntos en común puede tender puentes.

En resumen, aunque lidiar con una nuera tóxica puede ser desafiante, comprender sus motivaciones y establecer límites saludables puede allanar el camino hacia una relación más armoniosa. La paciencia, el respeto y la tolerancia son clave para superar las tensiones y fortalecer los lazos familiares. En última instancia, el objetivo es construir puentes en lugar de erigir barreras.

Consejos para una buena relación entre suegra y nuera

Las relaciones entre suegras y nueras pueden ser un terreno delicado, pero con actitudes positivas y comprensión mutua, es posible construir un vínculo saludable. Aquí te ofrecemos algunos consejos psicológicos tanto para nueras como para suegras que pueden ayudar a mejorar la relación.

Para la nuera

Empatiza con tu suegra: Ponte en sus zapatos y trata de comprender sus sentimientos. Imagina cómo te sentirías cuando tengas hijos y considera que la celosía o envidia pueden surgir del miedo a perder a su hijo/a.

Evita la rivalidad: Acepta la experiencia de tu suegra y busca su orientación. Reconoce que ambas tienen defectos y esfuérzate por mantener la cordialidad en beneficio de tu relación de pareja.

No compares: Evita comparar la relación que mantienes con tus padres con la que tu suegra tiene con su familia. Cada relación es única, y comparar solo enfoca la atención en lo negativo.

Elige tus palabras con cuidado: Si algo te molesta, exprésalo a tu suegra cuando los ánimos estén calmados. Comunica tus sentimientos de manera cordial, destacando tu aprecio por su colaboración, pero dejando claro tu derecho a tomar decisiones propias.

Respeta siempre: Aunque la relación sea tensa, nunca cruces la barrera del respeto. Recuerda que es la madre de tu pareja y que vuestras vidas estarán ligadas siempre.

Para la suegra

Acepta que tu hijo ha crecido: Reconoce que tu hijo ha crecido y debe tomar sus propias decisiones. Fomenta una relación positiva entre tu nuera y tú para contribuir al bienestar de todos.

No impongas tus normas: Deja que tu hijo y su pareja determinen las pautas a seguir en la educación de tus nietos y en la gestión de su hogar. Respeta su autonomía y libertad para tomar decisiones.

No intentes cambiar a tu nuera: Acepta que tu nuera tiene su propia personalidad y que es diferente a tus expectativas. Valora las características que han enamorado a tu hijo y enfócate en construir una relación positiva.

Acepta que cada una tiene sus propios roles: Distingue entre el amor hacia un hijo y el amor hacia una pareja. No esperes que tu nuera atienda a tu hijo de la misma manera que lo haces tú.

Ofrece ayuda, no la impongas: Valora tu experiencia y ofrece tu ayuda de manera respetuosa. Comprende que las decisiones que tome tu nuera pueden diferir de las tuyas, pero respeta su derecho a vivir su propia vida.

La relación entre suegras y nueras pueden ser complicadas, pero con paciencia, comprensión y esfuerzo de ambas partes, es posible construir un vínculo sólido. La familia es la base para encontrar la felicidad, y reforzar estos lazos puede lograrse a través de la comunicación abierta, la empatía y, en algunos casos, la terapia familiar. La clave está en el esfuerzo conjunto para fortalecer los lazos familiares y promover un entorno armonioso.

Escríbale a:  doctoraisabel@laredhispana.org

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :