Home / Infórmate / Acoso laboral: cómo sobrellevar el hostigamiento en el trabajo

Acoso laboral: cómo sobrellevar el hostigamiento en el trabajo

/
/
97 vistas

Cada vez son más los casos de acoso laboral (mobbing) que se conocen. Es que el mobbing no discrimina edad, género ni profesión,  y cuando se presenta la persona que lo transita llega a vivir un infierno en su trabajo.

En sencillas palabras el mobbing se presenta como un fenómeno que se da en el lugar de trabajo, y en el que un individuo o varios ejercen violencia psicológica de manera sistemática y repetida sobre otro individuo o individuos, durante un periodo de tiempo prolongado.

En ocasiones, este fenómeno queda camuflado o incluso interpretado como algo que entra dentro de la normalidad. A fin de cuentas, allí donde se produce esta forma de acoso hay intereses en que lo que ocurra no pueda ser utilizado ante un juez, y esto hace que en cada tipo de entorno de trabajo estos ataques se adapten a las circunstancias.

Los acosadores pueden ser compañeros de trabajo, superiores o subordinados, y este comportamiento puede afectar a trabajadores de cualquier tipo de empresa.

Además, en muchas ocasiones se trata de confundir a la víctima para que crea que ella es la culpable de todo lo que ocurre, llegándose en ocasiones a cuestionar el sano juicio de quien lo sufre todo. Es muy frecuente en los casos de maltrato de pareja, pero también se da en el acoso laboral. Uno de sus efectos es que la víctima queda paralizada y anclada en las dudas, lo cual hace que se pueda proseguir con las injusticias.

Los ataques sufridos en el puesto de trabajo pueden llegar a causar  problemas psicológicos serios en el individuo (ansiedad, depresión, estrés) y desmotivación laboral.  Cuanto más persista esta situación, peor es el malestar que se genera. 

¿Cómo se presenta el mobbing?

  • Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.

  • Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

  • Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

  • Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

  • Tratarle de una manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarlo ante otros compañeros o jefes (excluir, discriminar, tratar su caso de forma diferente).

  • Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducir al error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.

  • Difamar a la víctima, extendiendo por la empresa u organización rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban su reputación, su imagen o su profesionalidad.

  • Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones, etc.

  • Bloquear administrativamente a la persona, no dándole traslado, extraviando, retrasando, alterando o manipulando documentos o resoluciones que le afectan.

  • Ridiculizar su trabajo, sus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores.

  • Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etc.

Si sufres de acoso laboral en tu trabajo, es importante que comprendas que eso no está bien y nadie tiene derecho a maltratar a nadie por más jerarquía que éste tenga en el puesto. No permitas que afecte tu salud, e intenta asesorarte junto con un psicólogo para poder sobrellevar de la mejor manera este escenario sin que afecte tu salud, y sobre todo poniendo límites a aquellas personas que ejercen abusos sobre tí. 
 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :