Home / Salud / Hepatitis: síntomas, tratamiento, y prevención

Hepatitis: síntomas, tratamiento, y prevención

/
/
285 vistas

La hepatitis es una enfermedad que provoca una inflamación del hígado, un órgano vital que se encarga, entre otras funciones, de filtrar la sangre, producir bilis, procesar nutrientes, descomponer sustancias químicas, controlar el nivel de hormonas, etc. Esta enfermedad es capaz de interrumpir estas funciones, ya que un hígado inflamado o dañado no puede ejecutarlas bien.

¿Qué causa la hepatitis?

Generalmente, la hepatitis aparece como respuesta a una infección viral. Sin embargo, los factores que la generan pueden ser otros:

  • Por consumo excesivo de sustancias tóxicas (drogas, alcohol, fármacos)

  • Enfermedades autoinmunitarias

En líneas generales, se pueden distinguir dos tipos de hepatitis:

  • Aguda: Con el debido tratamiento y las atenciones necesarias puede llegar a desaparecer.

  • Crónica: Su progreso puede causar, con el paso del tiempo, una insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis (destrucción de las células del hígado).

¿Cuántos tipos de Hepatitis existen?

Actualmente hay identificados cinco tipos de virus de la hepatitis, clasificados en A,B,C,D, y E.

Hepatitis A (VHA)

Transmisión: El VHA se transmite principalmente por vía fecal-oral, es decir, cuando una persona no infectada ingiere alimentos o agua contaminados por las heces de un individuo infectado. En las familias, esto puede ocurrir a través de la suciedad de las manos de la persona encargada de cocinar. El contagio también se puede producir por contacto físico estrecho con una persona infectada. Por ejemplo, mediante el sexo bucoanal.

Síntomas: El periodo de incubación suele ser de unos 14 a 28 días. Los síntomas pueden comprender fiebre, malestar, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, molestias abdominales, coloración oscura de la orina y coloración amarillenta de la piel, así como también de la esclerótica ocular. Los adultos presentan signos y síntomas con mayor frecuencia que los niños, y la gravedad y la mortalidad de la enfermedad aumentan con la edad. 

Tratamiento: No existe un tratamiento específico para la hepatitis más allá de las vacunas. En la mayoría de los casos la recuperación no requiere tratamiento y suele desaparecer al cabo de unas semanas. En casos más graves puede tomar varios meses.

Prevención:

  • Lávate las manos tras usar el baño y/o cambiar pañales, así como también antes de preparar alimentos.

  • Presta atención al agua que bebes. 

  • Si convives con alguien con hepatitis A, ten en cuenta las siguientes medidas: no compartir cubiertos, platos o vasos y lávate  bien las manos.

  • Este tipo de hepatitis cuenta con una vacuna que tiene una eficacia de casi el 100%.

Hepatitis B (VHB)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta patología supone un importante problema de salud a nivel mundial, ya que es el tipo más grave de hepatitis viral. Ésta puede derivar en hepatitis crónica y conlleva un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer de hígado.

Transmisión: En las zonas donde la prevalencia del virus es muy alta, la hepatitis B se suele transmitir de la madre al bebé en el parto o durante la primera infancia a través del contacto interpersonal, aunque las principales vías de contagio son la transmisión sexual y el uso de agujas contaminadas.

Una de las características del virus de la hepatitis B es que puede sobrevivir fuera del organismo hasta siete días. En ese período todavía puede causar infección si penetra en el organismo de una persona no protegida por la vacuna.

Síntomas: El período medio de incubación de la hepatitis B es de 75 días, pero puede oscilar entre 30 y 180 días. El virus, que se puede detectar entre los 30 y los 60 días de la infección, persiste durante un período de tiempo variable. La mayor parte de los afectados no presentan síntomas durante la fase aguda. No obstante, en algunos casos, los pacientes pueden presentar un cuadro agudo con manifestaciones que pueden permanecer durante varias semanas. Esos síntomas son: coloración amarillenta de la piel y los ojos, orina oscura, fatiga extrema, náuseas, vómitos, dolor abdominal, así como también diarrea.

Tratamiento: Este tipo de hepatitis  no necesita un tratamiento específico en la fase aguda. Se recomienda mantener el bienestar y el equilibrio nutricional, que incluye la reposición de los líquidos perdidos por los vómitos y la diarrea. Cuando la enfermedad evoluciona a una fase crónica, el paciente necesitará seguir una terapia farmacológica tal se lo indique su personal de la salud. 

Prevención:

  • La OMS recomienda administrar la vacuna contra la hepatitis B a todos los lactantes, de ser posible durante las primeras 24 horas de vida. Actualmente, es la principal vía para prevenir el contagio de esta enfermedad.

  • Conoce el estado del VHB de tu pareja sexual. Evita mantener relaciones sexuales sin protección a menos que estés absolutamente seguro de que tu pareja no está infectada con virus de la hepatitis B ni otra infección de transmisión sexual.

  • Evita compartir agujas y/o jeringas. 

Hepatitis C (VHC)

Transmisión: Se transmite casi siempre por la exposición a sangre contaminada, que suele producirse por transfusiones de sangre o al compartir agujas y/o jeringas. El VHC también se puede transmitir por vía sexual y pasar de la madre infectada a su hijo, aunque estas formas de transmisión son menos frecuentes.

Síntomas: Suele ser conocida como una infección silenciosa, ya que no suele ser detectada en su etapa aguda, por falta de síntomas, provocando de esta manera un daño en el hígado lo suficientemente importante como para causar los signos y síntomas de la enfermedad hepática.

Los síntomas pueden comprender: aparición de hemorragias con facilidad, propensión a hematomas, fatiga, falta de apetito, coloración amarillenta de la piel y los ojos, orina de color oscuro, picazón en la piel, acumulación de líquido en el abdomen, hinchazón en las piernas, pérdida de peso, confusión, somnolencia, dificultad en el habla y vasos sanguíneos en forma de araña en la piel.

Tratamiento: La infección de
hepatitis C se trata con medicamentos antivirales destinados a eliminar el virus del cuerpo. El objetivo del tratamiento es que no se detecte ningún virus de la hepatitis C en el cuerpo al menos 12 semanas después de completar el tratamiento. Si se presentaran complicaciones serias de la infección crónica por el VHC, el trasplante de hígado puede ser una opción.

Prevención: 

  • Evita estar en contacto con la sangre de personas que presenten esta patología.

  • No compartas agujas, jeringas, artículos personales como cepillos de dientes, navajas o rasuradoras, o cortauñas.

  • Mantén relaciones sexuales de manera segura.

Hepatitis D (VHD)

Se calcula que aproximadamente un 5% de los casos mundiales de infección crónica por el VHB están coinfectados por el VHD, lo que significa unos 15 a 20 millones de infectados por el VHD. Es un virus defectivo que requiere del VHB para su replicación. Ambos virus pueden contraerse simultáneamente (coinfección), o existir la condición de portador de VHB y contagiarse con VHD (superinfección), circunstancia que da lugar a hepatitis de alta severidad y que fácilmente pasa a la cronicidad. 

Transmisión: Las vías de transmisión son las mismas que las del VHB: por contacto percutáneo o sexual con sangre o productos sanguíneos infectados. La vacunación contra el VHB previene en simultáneo la coinfección por el VHD.

Síntomas: La hepatitis D puede hacer que los síntomas de la hepatitis B sean más fuertes. Estos pueden incluir: dolor abdominal, orina de color oscuro, fatiga, coloración amarillenta de la piel, dolor articular, inapetencia, náuseas y vómitos. 

Tratamiento: Si bien actualmente no existe una vacuna contra esta enfermedad, la vacuna contra la hepatitis B puede ayudar a prevenir la hepatitis D. En el caso de que sea crónica, puede ser tratada con medicamentos. Si la hepatitis D crónica causa cirrosis, es importante consultar a un médico especialista en enfermedades del hígado y realizarse estudios para descartar la posibilidad de cáncer de hígado. En los casos más severos es posible que sea necesario un trasplante de hígado.

Prevención:

  • Evita estar en contacto con la sangre de personas que presenten esta patología.

  • No compartas agujas, jeringas, artículos personales como cepillos de dientes, navajas o rasuradoras, o cortauñas.

  • Mantén relaciones sexuales de manera segura.

  • Asegúrate de aplicarte la vacuna contra la hepatitis B, ten en cuenta que esta vacuna no protege del VHD a quienes ya están infectados por el VHB.

Hepatitis E (VHE)

Transmisión: Se transmite, igual que la hepatitis A, por vía fecal-oral. Otra vía de transmisión menos frecuente es a través de la ingesta de carne o productos cárnicos poco cocinados derivados de animales infectados.

Síntomas: Los síntomas pueden comprender: fiebre leve, disminución del apetito, náuseas y vómitos. Dura pocos días. Algunas personas pueden tener también dolor abdominal, erupciones cutáneas o dolores articulares, coloración amarillenta de la piel y la esclerótica de los ojos, orina oscura, heces claras, y un ligero aumento del tamaño del hígado, con dolor a la palpación. Estos síntomas duran normalmente entre 1 y 6 semanas.

Tratamiento: En la actualidad no existe ningún tratamiento específico que altere la evolución de la hepatitis E aguda. Como la enfermedad suele remitir espontáneamente, no acostumbra ser necesario hospitalizar al paciente. 

Prevención: 

  • Lávate las manos tras usar el baño y/o cambiar pañales, así como también antes de preparar alimentos.

  • Presta atención al agua que bebes, no consumas agua ni hielo si no estás seguro de que no están contaminados.

  • Si convives con alguien en casa con hepatitis E, ten en cuenta las siguientes medidas: no compartir cubiertos, platos o vasos y lávate bien las manos.

  • Actualmente no existe una vacuna contra este tipo de hepatitis. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :