El control de la diabetes es vital para evitar consecuencias graves como la amputación.

Amputaciones y diabetes: una terrible combinación que afecta a latinos

/
/
177 Vistas

A pesar de que padecía diabetes, José Juan Pina no hacía caso. El médico le dijo que, dada su condición debía cuidar su alimentación y evitar las bebidas alcohólicas y los dulces, dos de sus cosas preferidas.

Todo comenzó con una uña enterrada. Tenía 58 años cuando una tarde del verano del 2021, tomó un cortaúñas y empezó a escarbar en la piel para retirar el pedazo de uña que le molestaba. Sin querer se hizo una pequeña cortada en la orilla del dedo. Le dolió un poco pero no hizo caso.

Se puso sus zapatos y siguió con su vida cotidiana trabajando en un mercado del área de San Diego, California. Pasaron los días y aunque se había quitado la uña que le molestaba, siguió sintiendo la molestia en el pie.

Dejó pasar varios días y cuando se revisó, se dio cuenta que no sólo no había cicatrizado, sino que todo el dedo se estaba tornando obscuro.

Decidió no buscar ayuda y pensó que se le iba a pasar pronto. Pero entonces el dolor empezó a ser más intenso y cuando le pidió ayuda a su esposa, el dedo estaba completamente negro.

“Fuimos al hospital y nos dijeron que había que amputar”, dice su esposa Juana Pina Olvera. “Me dijeron que el dedo no se iba a poder salvar, pero que intentarían salvar el pie”.

Pina Olvera recuerda esos meses como una pesadilla. “Vi cómo perdió primero el pie, después amputaron por debajo de la rodilla, después hasta el muslo”, dice mientras contiene las lágrimas.

Seis meses después le amputaron la segunda pierna y quedó postrado a una silla de ruedas. “Lo único que tenía que hacer era cuidarse, pero nunca hizo caso”.

José Juan murió un año después.

¿Quiénes tienen más probabilidades de ser amputados?

De acuerdo con un análisis de Kaiser Health News, en California, donde se han llevado a cabo más de 82.000 amputaciones por diabetes entre 2011 y 2017, es dos veces más probable que una persona negra o latina sufra una amputación relacionada con la diabetes que una persona blanca no hispana. Y eso se reproduce por todo el país.

En Estados Unidos los estudios han demostrado que las amputaciones por diabetes varían no solo según raza y etnia, sino también según ingresos y geografía. Según un estudio realizado en 2015, los pacientes diabéticos que viven en comunidades que se ubican en el cuartil inferior de la nación según sus ingresos han tenido casi un 39% más de probabilidades de sufrir amputaciones importantes en comparación con las personas que viven en las comunidades con mayores ingresos.

Un estudio realizado en 2014 investigadores de la UCLA, citado por Diabetes Voices, ha hallado que las personas con diabetes de los barrios más pobres del condado de Los Ángeles tienen el doble de probabilidades de sufrir la amputación de un pie o una pierna que las personas en zonas más ricas. La diferencia es de más de diez veces en algunas partes del condado.

La diabetes es una enfermedad de cuidado

La diabetes es una afección crónica que afecta la forma en que tu cuerpo procesa la glucosa (azúcar en sangre). Hay dos tipos principales de diabetes:

1.- Diabetes tipo 1: Esta es una forma autoinmune de diabetes que generalmente se diagnostica en la infancia o la adolescencia. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina para controlar su nivel de azúcar en sangre.

2.- Diabetes tipo 2: Esta es la forma más común de diabetes y generalmente se desarrolla en la edad adulta. Puede estar relacionada con la obesidad y la falta de actividad física. En la diabetes tipo 2, el cuerpo no utiliza la insulina de manera eficiente.

Consejos para controlar la diabetes

1.- Monitorea tus niveles de azúcar: Mide regularmente tus niveles de glucosa en sangre utilizando un medidor de glucosa en casa.

2.- Sigue una dieta saludable: Consume una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. Limita el consumo de azúcar y carbohidratos refinados.

3.- Controla tu peso: Mantener un peso saludable puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2.

4.- Haz ejercicio regularmente: El ejercicio puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control.

5.- Toma medicamentos según las indicaciones: Si tu médico te ha recetado medicamentos para la diabetes, tómalos según las indicaciones.

6.- Comunica con tu equipo médico: Trabaja en estrecha colaboración con tu médico y educador en diabetes para desarrollar un plan de cuidado personalizado.

Organizaciones de ayuda y recursos

  1. Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association – ADA): Ofrecen información, recursos y apoyo para personas con diabetes. Sitio web: https://www.diabetes.org/
  2. Federación Internacional de Diabetes (International Diabetes Federation – IDF): Una organización global que proporciona recursos y defiende los derechos de las personas con diabetes. Sitio web: https://www.idf.org/
  3. JDRF (anteriormente conocida como Juvenile Diabetes Research Foundation): Se enfocan en la investigación y la búsqueda de una cura para la diabetes tipo 1. Sitio web: https://www.jdrf.org/https://www.jdrf.org/
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): Ofrecen información y recursos sobre la diabetes, incluyendo pautas de manejo. Sitio web: https://www.cdc.gov/diabetes
  5. Tu médico y equipo de atención médica: Siempre consulta con tu médico, endocrinólogo y educador en diabetes para obtener orientación y apoyo personalizado.

Recuerda que la diabetes es una afección que requiere atención continua y seguimiento médico. Siempre busca consejo médico profesional y sigue tu plan de tratamiento individualizado.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :