Unas manos en tierra seca reciben escasa agua de un grifo, mientras de fondo se ve tierra erosionada.

Enfrentando la sequía en el Día Mundial del Medio Ambiente 2024

/
/
26 Vistas

Por Johani Carolina Ponce para Climate Power

Desde su creación el 5 de junio de 1973, el Día Mundial del Medio Ambiente se ha consolidado como una plataforma global esencial para impulsar la conciencia y la acción ambiental. En 2024, la celebración se enfoca en temas críticos como la restauración de las tierras, la detención de la desertificación y la resiliencia a la sequía. Con el lema “Nuestras tierras. Nuestro futuro. Somos la #GeneraciónRestauración”, esta edición subraya la necesidad urgente de abordar la creciente amenaza de la sequía y la desertificación.

Las estadísticas son alarmantes: hasta el 40% de las tierras del planeta están degradadas, afectando a la mitad de la población mundial. Desde el 2000, la duración y frecuencia de las sequías han aumentado un 29%, y si no se actúa, podrían afectar a más de tres cuartas partes de la población mundial en 2050. En este contexto, organizaciones como Chispa Arizona juegan un papel esencial. “Con un enfoque en la justicia ambiental, Chispa Arizona trabaja para mejorar la vida de las comunidades latinas, multigeneracionales, bilingües, indocumentadas, migrantes y chicanas, abordando la segregación y el racismo ambiental para un futuro más equitativo”, declaró Masavi Perea, director estatal adjunto de la organización.

La Administración Biden ha tomado medidas significativas para enfrentar estos desafíos ambientales. A través del programa “Investing in America“, se han destinado $147.6 millones para proyectos de confiabilidad del agua en diez estados. La Ley Bipartidista de Infraestructura y la Ley de Reducción de la Inflación han asignado un total de $8.3 mil millones y $4 mil millones, respectivamente, para proyectos que incluyen almacenamiento de agua, conservación, purificación y desalinización. Se han invertido casi $3 mil millones en 440 proyectos, y se han anunciado 202 acuerdos de conservación del sistema para la cuenca del río Colorado, con una conservación estimada de 1.7 millones de acres-pies hasta 2026. Estos esfuerzos son vitales considerando que el cambio climático intensifica las sequías en Estados Unidos.

Cambio climático agrava sequías en el oeste de EE. UU.

En los Estados Unidos, las regiones semiáridas y desérticas del oeste enfrentan sequías recurrentes. Las consecuencias incluyen estrictas medidas de conservación, reducción de cosechas y aumento del riesgo de incendios.

El cambio climático intensifica las sequías al aumentar las temperaturas globales, acelerando la evaporación y reduciendo las nevadas invernales, una fuente crucial de agua. También altera los patrones de precipitación, desplazando las tormentas hacia los polos y dejando menos recursos hídricos en regiones vulnerables.

Un estudio publicado en 2020 en la revista Science evaluó las tendencias de temperatura, humedad relativa y precipitación modeladas entre 1901 y 2018 y concluyó

que el calentamiento global causado por actividades humanas es responsable del 46% de la intensificación de las sequías.

Impacto de la sequía en EE. UU.

Según el U.S. Drought Monitor (USDM), que integra observaciones meteorológicas e hidrológicas, índices ambientales y el conocimiento de expertos locales, la sequía ha afectado de manera diversa a las diferentes regiones. Los estados del oeste, por ejemplo, han experimentado períodos de sequía más largos, pero menos frecuentes. En los estados del este, las sequías son más cortas, pero ocurren con mayor frecuencia. Esta diferencia subraya la complejidad de las estrategias necesarias para gestionar la sequía.

El estudio más reciente utilizando el USDM destaca que el oeste de EE. UU. no solo ha experimentado sequías más duraderas, sino que también ha enfrentado condiciones de sequía extrema superior con mayor frecuencia. Este patrón se hizo particularmente evidente durante la sequía de 2012, cuando más del 21% del país experimentó las condiciones más severas de sequía registradas en las últimas dos décadas.

“La Niña” intensifica la sequía y el calor en Arizona

Según un informe del meteorólogo principal del Servicio Meteorológico Nacional, Mark O’Malley, el suroeste se encuentra alineado para los efectos de una fuerte condición de “La Niña” en el océano Pacífico oriental, lo que indica meses más secos de lo normal por venir.

Arizona ha tenido una Declaración de Sequía en efecto desde mayo de 2007. De acuerdo con O’Malley, el área de Phoenix tiene una probabilidad del 60 por ciento de temperaturas superiores a lo normal este verano, una tendencia que la parte sur-central del estado ha estado experimentando durante mucho tiempo. Phoenix es una de las ciudades que más rápido se calienta en el país. En mayo las temperaturas han sobrepasado los 100°F.

“El nivel de calor ha sido extenuante los últimos tres años, el verano no solo ha sido más largo, sino que la temperatura cada día ha sido mayor. Aquí en Chandler el gobierno de la ciudad nos sugiere permanecer dentro de la casa entre las 10 de la mañana y las tres de la tarde”, cuenta Isabella Ferreira, una maestra que vive en Chandler a 30 minutos de Phoenix.

Este nivel abrasador de calor subraya la importancia de iniciativas como el programa ‘Limpia y Verde’ de Chispa Arizona.

El programa “Limpia y Verde” de Chispa AZ

En abril de 2022, Chispa Arizona inició la campaña “Limpia y Verde” para facilitar que los residentes promuevan diálogos sobre políticas e inversiones comunitarias.

“[El programa] “Limpia y Verde” se centra en hacer más verde el área de Arizona para mitigar los efectos de las islas de calor urbano, un fenómeno que afecta desproporcionadamente a las comunidades latinas y negras. La gentrificación, urbanización e industrialización agravan este problema. Nuestro objetivo es educar a nuestras comunidades y, al mismo tiempo, recordar a los políticos, gobiernos y empresas que sus acciones no naturales están perjudicando a nuestras poblaciones”, afirma Perea, director estatal adjunto de Chispa Arizona.

Como resultado de “Limpia y Verde”, estos vecindarios ahora cuentan con servicios diseñados por sus propios residentes. Algunos de estos servicios proporcionan agua potable y sombra en parques, paradas de bus, aceras y áreas de juego, que anteriormente no se podían utilizar con tanta frecuencia. “Proponemos soluciones equitativas, donde la comunidad no solo sea considerada, sino que también tenga voz y decisión en los asuntos que la afectan”, agrega Perea.

Masavi Perea, director estatal adjunto, junto con el director organizacional, DJ Portugal (derecha), escuchan en la Cámara de Representantes de Arizona durante el Día del cabildeo ambiental en enero de 2024. Foto: Cortesía Steven Luna/Chispa Arizona.

Proyectos de resiliencia contra la sequía en Arizona

“Mientras las comunidades de todo el Oeste continúan enfrentando los impactos de la sequía persistente, la administración Biden-Harris está realizando inversiones récord para proteger los suministros locales de agua y construir resiliencia climática ahora y en el futuro,” declaró la secretaria del Interior, Deb Haaland. “Trabajando juntos en estrecha coordinación con los estados, tribus y otros interesados, podemos proporcionar el alivio tan necesario para las comunidades del Oeste que tendrá un impacto duradero para las generaciones futuras”.

La Compañía de Agua de Arizona ha recibido $9,114,490 para tratar la contaminación por nitratos y arsénico en el agua subterránea de Stanfield, que es la única fuente de agua potable para sus comunidades desfavorecidas. Con estos fondos, se construirán sistemas de tratamiento avanzados que garantizarán agua potable segura para unos 640 residentes.

El Distrito de Riego y Drenaje de Maricopa Stanfield, en el Condado de Pinal, enfrenta una sequía de 20 años y ha recibido $546,495.53 para mejorar los recursos hídricos agrícolas mediante el uso de agua subterránea. Un proyecto que aumentara la disponibilidad de agua en aproximadamente 2,000 acres-pie durante los años de escasez.

Además, el distrito ha obtenido $488,596.64 para un proyecto que, como parte del Plan de Contingencia por Sequía de Arizona, implementará estrategias para mejorar la gestión y conservación del agua, construyendo el pozo SRC-3 y las tuberías asociadas para aumentar la disponibilidad de agua en aproximadamente 2,000 acres-pie durante los años de escasez.

La agenda “Invertir en América” del presidente Biden representa la mayor inversión en resiliencia climática en la historia del país y está proporcionando los recursos tan necesarios para mejorar la resiliencia de las comunidades frente a la sequía y el cambio climático.

CHISPA_AZCapitol-1-Photo by Steven Luna

Chispa Arizona está movilizando a las comunidades latinas para aumentar su poder político y compromiso cívico en pro de la justicia ambiental en el estado. Foto: Cortesía Steven Luna/Chispa Arizona.

Un futuro equitativo y más sostenible

La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en 2024 nos recuerda la importancia crítica de abordar la sequía y la desertificación, amenazas que ponen en riesgo nuestro futuro. Organizaciones como Chispa Arizona están en la vanguardia de la lucha por la justicia ambiental, trabajando para mejorar la vida de las comunidades más afectadas. Los programas de ayuda de la administración Biden, como “Investing in America”, representan pasos significativos hacia la resiliencia hídrica y la sostenibilidad ambiental. Enfrentar estos desafíos es fundamental para asegurar un futuro equitativo y sostenible.

Esta historia fue producida por Johani Carolina Ponce para Climate Power.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :