ad-mania
Home / Lifestyle / Hogar / 4 formas diferentes de hacer compost en casa

4 formas diferentes de hacer compost en casa

/
/
770 vistas

La composta, también conocido como compostaje es un proceso de transformación de la materia orgánica para obtener compost, un excelente abono con el que podemos fertilizar la tierra de manera totalmente ecológica y natural y orgánica. 

De cada 200 libras de basura orgánica se obtienen 30 libras de compost

A nivel doméstico, la acción de reciclar los desechos orgánicos, significa un ahorro muy importante de recursos públicos destinados al tratamiento de residuos y plantas de reciclaje de nuestros pueblos y ciudades, dado que reducimos considerablemente la basura que generamos. Los desechos diarios que se generan en los hogares contienen un 40% de materia orgánica, que puede ser reciclada y devuelta a la tierra.

Todos generamos residuos orgánicos, por tanto todos podemos hacer composta.  Hay distintos métodos de compostaje y escoger un método u otro dependerá sobretodo de 3 factores:

  •  la materia orgánica que generes o dispongas para compostar

  • el espacio que tengas para realizar la operación, y

  • del tiempo y del dinero que quieras invertir en la elaboración del compost

Compostaje en superficie

Se lleva a cabo directamente sobre el suelo de cultivo. Debes dejar la materia orgánica sobre la tierra, en forma de acolchado, no la debes envolver, ni cubrir. Tienes que dejarla descomponer por la acción de la vida microbiana e insectos del entorno mientras, poco a poco, esa descomposición va penetrando en el suelo, beneficiando muy notoriamente la fertilidad del mismo.

Esta composta se emplea fundamentalmente en los huertos impidiendo la evaporación de la humedad y el nacimiento de hierbas no deseadas e incluso protegiendo de heladas en épocas frías. 

Este método tiene la ventaja de que es menos laborioso que otras formas de compostaje. Puedes llevarlo a cabo con: estiércol fresco, residuos orgánicos (restos de cosechas, restos de poda, césped, plantas medicinales), material celulósico (paja, viruta de madera, hojas secas).

Esta forma de compostaje solamente se puede realizar si cultivas a suelo abierto. 

Compostaje en montón

Consiste en agregar todos los materiales orgánicos a descomponer juntos y en un montón. El lugar donde lo hagas debe ser sombreado y estar protegido del viento. En la base debes colocar montones de ramas de poda o palets, tambien es  importante que alternes una capa de materiales grueso con una capa de materiales finos, para conseguir aireación Es recomendable que tapes el montón con paja y lo riegues según sea necesario para conservar su humedad.

 La altura máxima del montón debe ser de 60 pulgadas. Puedes utilizar estiércol fresco, purines, madera de poda, corteza , pajas. A los 3 meses lo podrás usar como compost fresco, a los 6 meses tendrás un compost maduro y a partir del año se convierte en mantillo y ya no mejora más. 

Compost en cajoneras o silos

Es un método que requiere poco espacio,  muy sencillo y es ideal  para cantidades domésticas de residuos orgánicos. Puedes utilizar compostadores comercializados de todos los tamaños y materiales o construirlos teniendo en cuenta unas sencillas indicaciones.

Para realizar este método necesitas un cajón hecho de cualquier tipo de material con un volumen suficiente como para contener todos los residuos orgánicos que vayas produciendo durante al menos cuatro meses.  El compostador debe estar en contacto directo con el suelo, delimitado normalmente por una rejilla de plástico que evita que entren pequeños animales como topos o ratones. Deberá tener orificios de ventilación por todas sus paredes y un acceso superior por donde ingresaras tu desechos. Para poder sacar el compost ya preparado, deberás incorporar una pequeña trampilla en la parte inferior de uno de los laterales. 

A medida que avanza la descomposición el material descompuesto se va alojando en la parte inferior, al cabo de unas semanas podrás empezar a retirar el material ya compostado.

Vermicompostador

Es una forma de compostaje muy utilizada en el ámbito doméstico. Consiste en depositar regularmente los restos de cocina aptos para compostar dentro de un vermicompostador, junto con lombrices que harán el proceso de transformación de la materia orgánica obteniendo humus de lombriz, uno de los mejores fertilizantes ecológicos que puedes aplicar a la tierra o a los sustratos de tus cultivos.

Puedes utilizar vermicompostadores comercializados los cuales puedes conseguir en varios tamaños y materiales o bien, construir el tuyo. Al no necesitar estar en contacto directo con el suelo , puedes ubicarlos donde lo desees. Son ideales para balcones o terrazas ya que no desprende malos olores. 

Este método consiste en unos contenedores desmontables que suelen ser de plástico o madera. Pueden tener de tres a cinco niveles, consta de bandejas individuales perforadas en el fondo que van superpuestas una encima de la otra, donde, de arriba a abajo, los restos orgánicos van descendiendo descompuestos por las lombrices, acabando en los niveles inferiores donde podrás recoger el tan apreciado humus de lombriz.

Deberás añadir desde un principio las lombrices al contenedor, no te servirán lombrices de tierra común  pues no se alimentan de restos vegetales, por ello es necesario que uses  lombrices rojas californianas. Estás son muy sensibles a la luz y no le gustan las pieles de cítricos ni las liliáceas, por lo que  debes evitar poner pieles de naranja, limón, cebolla o ajo, y restos de carnes.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :