fbpx
Los niños y el divorcio, cómo
Home / Lifestyle / Tendencias / La crisis de Shakira y Piqué: ¿Cómo afrontar un divorcio cuando hay hijos? 

La crisis de Shakira y Piqué: ¿Cómo afrontar un divorcio cuando hay hijos? 

/
/
1626 vistas

La noticia del divorcio entre la cantante colombiana Shakira y el español Gerard Piqué ha estado en los titulares de la prensa en los últimos meses luego de que la pareja, quienes llevaban 12 años juntos, decidiera terminar su relación por una supuesta infidelidad del futbolista. Los niños y el divorcio son un tema muy recurrente entre padres separados, y este también es el caso de esta pareja, ya que juntos tuvieron dos hijos, Milán y Sasha.

Cuando un matrimonio se disuelve, la pregunta principal para algunos padres es: «¿Deberíamos quedarnos juntos por el bien de los niños?» Pero muchos deciden que el divorcio es la única salida.

Cómo afecta el divorcio en los niños

La separación de una familia y los divorcios crean una nueva dinámica a la que cada integrante debe acostumbrarse. Aquí te mostramos algunas estrategias que pueden ayudarte a reducir el impacto psicológico que el divorcio tiene en los niños y en ti:

1. No pongas a tus niños en el medio

Nunca es apropiado pedirles a los niños que elijan qué padre les gusta más o utilizarlos como “mensajeros” entre un padre y otro. Tampoco es apropiado hablar mal del padre o madre frente a los hijos o ponerlos “en contra” del ex cónyuge. Los niños que se encuentran atrapados en el medio (sobre todo en un medio hostil) tienen más probabilidades de experimentar depresión y ansiedad.

2. Coparenting: La crianza de los niños pacífica y en equipo

Es claro que el conflicto intenso entre los padres aumenta la angustia de los niños. Cuando hay hostilidad, gritos y amenazas entre sí, hay problemas de comportamiento en los niños. Lo curioso es que la poca tensión también puede aumentar la angustia de un niño al no comprender la realidad de la situación. Si tienes dificultades para compartir la paternidad pacífica con tu ex cónyuge, busca ayuda profesional.

3. Procura mantener relaciones saludables

La comunicación positiva, la comprensión de los padres y los bajos niveles de conflicto pueden ayudar a los niños a adaptarse mejor al divorcio. Una relación saludable entre padres e hijos ayuda a los niños a desarrollar una mayor autoestima y un mejor rendimiento académico después del divorcio.

4. Cultiva la confianza y seguridad en tus hijos

Los niños que dudan de su capacidad para afrontar cambios y/o se ven a sí mismos como víctimas indefensas tienen más probabilidades de experimentar problemas de salud mental como ansiedad y depresión. Enséñale a tu hijo que aunque superar el divorcio es difícil, tiene la fortaleza mental para manejarlo a su ritmo, sin presiones. 

Madre e hijo hablan. ¿Cómo afrontar un divorcio cuando hay hijos? 
Tanto padres como hijos necesitan del apoyo de un profesional en salud mental para afrontar los cambios que trae un divorcio.

5. Enséñales habilidades para afrontar la situación

Los niños con habilidades para resolver problemas y habilidades para comprender cómo funciona su mente, se adaptan mejor al divorcio. Los niños y el divorcio pueden ir de la mano de una manerna saludable; enséñale a tu hijo cómo controlar y comprender sus pensamientos, sentimientos y comportamientos de manera saludable.

6. Ayuda a tus niños a sentirse seguros

Los niños pueden experimentar miedo al abandono y preocupaciones sobre el futuro que pueden causarles mucha ansiedad. Ayudar a tu hijo a sentirse amado, seguro y protegido no solo puede reducir el apego, sino también ayuda a disminuir el riesgo de problemas de salud mental.

7. Si tienes hijos adolescentes, mantén una relación cercana

Cuando prestas atención a lo que hacen los adolescentes y con quién pasan el tiempo, es menos probable que muestren problemas de comportamiento después de un divorcio. Eso significa una probabilidad reducida de consumir drogas y menos problemas académicos.

8. Mantén un plan de disciplina consistente con tus hijos

Establece reglas apropiadas para la edad de tus hijos y haz que asuman las consecuencias cuando sea necesario. La disciplina efectiva después del divorcio reduce la probabilidad de que tus hijos elijan el mal camino y mejoran drásticamente el rendimiento académico.

9. Busca ayuda profesional

Tanto padres como hijos necesitan del apoyo de un profesional en salud mental para afrontar esta situación. Si reduces tu nivel de estrés ayudarás a tu hijo a superar este momento. Piensa en tu salud mental como padre y considera la terapia de conversación u otros recursos para ayudarlo a adaptarse a los cambios.

Los niños y el divorcio: El impacto emocional 

El divorcio crea confusión emocional para toda la familia, pero para los niños, la situación puede ser bastante confusa y frustrante:

  • A los niños pequeños les cuesta entender por qué deben moverse entre dos hogares. Puede preocuparles que si sus padres pueden dejar de amarse, algún día sus padres dejarán de amarlos.
  • Los niños en edad de escuela primaria pueden sentir que el divorcio sea su culpa. Pueden temer haberse portado mal o asumir que hicieron algo mal.
  • Los adolescentes pueden enojarse mucho y culpar a uno de los padres por la terminación del matrimonio. Pueden estar resentidos con uno o ambos padres por todos los cambios incómodos que deben afrontar. 

Los desafíos a los que las familias se enfrentan cuando hay divorcio

  • Los niños pierden el contacto diario con uno de los padres. Esto afecta el vínculo entre padres e hijos.
  • También afecta la relación de un niño con el padre que tiene la custodia. Los cuidadores principales normalmente tienen niveles más altos de estrés asociados con la crianza sin el otro padre.
  • Algunas madres suelen ser menos comprensivas y menos afectivas después del divorcio. Su disciplina se vuelve menos consistente y menos efectiva.
  • Cambiar de escuela, mudarse a un nuevo hogar y vivir con un padre soltero son los factores más estresantes para un niño.
  • Las dificultades financieras: muchas familias tienen que mudarse a casas más pequeñas o cambiar de barrio con menos recursos materiales. 
  • La adición de un padrastro y posiblemente varios hermanastros puede ser otro gran ajuste difícil de manejar.
  • Aumento del riesgo de problemas de salud mental en los padres, niños y adolescentes. Las tasas de depresión y ansiedad son más altas en los niños de padres divorciados.
  • Los niños de familias divorciadas pueden experimentar más trastornos de conducta, delincuencia, consumo de sustancias y comportamientos impulsivos.
  • Bajo rendimiento académico.

Terapia familiar para ayudar durante el divorcio

La terapia individual puede ayudar a tus hijos a comprender y controlar sus emociones. La terapia familiar también puede ser especialmente útil para abordar los cambios en la dinámica familiar. Los grupos de apoyo también son una buena idea y les permite a los niños de ciertos grupos de edad reunirse con otros niños que puedan estar experimentando una situación similar.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :