Home / Salud / 6 consejos para proteger los oídos en invierno y evitar la otitis

6 consejos para proteger los oídos en invierno y evitar la otitis

/
/
107 vistas

Las bajas temperaturas y las lluvias pueden afectar nuestra salud de varias formas, y una de ellas es que pueden propiciar la aparición de otitis, ya que los oídos son uno de los órganos más sensibles al frío, y sobre todo en la infancia. 

La otitis consiste en una infección o una inflamación y que puede darse en el conducto auditivo externo o en el oído medio, que se ubica justo detrás del tímpano, siendo el dolor de oído el síntoma principal. Según MedlinePlus, esta enfermedad puede ser “aguda”, (cuando comienza de pronto y dura poco tiempo), o “crónica”, (cuando la infección ya se vuelve recurrente y puede causar daños a largo plazo).

Te contamos cómo puedes disfrutar el inviernos sin enfermarte de otitis:

1. Usa gorro y orejeras: la principal causa de otitis en el invierno es provocada por la mucosidad que se genera con los resfriados, sobre todo en bebés y niños, por lo que es importante usar prendas que protejan oídos y cabeza, la principal zona por la que se pierde el calor.

2. Mantén tu nariz despejada: con suero fisiológico, por ejemplo para eliminar en la medida de lo posible la mucosidad que pueda haber en la nariz.

3. Evita los cambios de temperatura: los cambios bruscos de temperatura son poco recomendables en general, pero en invierno estos suelen ser habituales, ya que se pasa de espacios con calefacción, a la calle con mucha rapidez. Se recomienda prestar atención y abrigarse antes de salir de los lugares cerrados, para mantener el calor corporal el mayor tiempo posible.

4. Vigila la calidad del aire: Muchas de las infecciones (incluida la del oído), están provocadas por los virus que se encuentran en el aire y, por tanto, también en nuestra casa,  por esto es importante que puedas ventilar bien, sobre todo el salón y las habitaciones, donde más tiempo suele pasar la familia, con el fin de renovar ese aire. Puedes probar de solo abrir las ventanas unos minutos por la mañana y así conseguirás que haya menos gérmenes en el ambiente.

5. Previene contagios: La nariz y la boca son las vías de entrada a sustancias dañinas que pueden afectar a los oídos durante el invierno. Procura mantener limpias las manos de tu bebé y explicarles a los niños mayores la importancia de lavarse las manos. También, cuida las defensas naturales de tus hijos, para que estén más fuertes y resistan mejor los resfriados, empezando por la alimentación.

6. Seca bien los oídos después de bañarse: ¿Sabías que la humedad puede provocar infecciones de oído? Para prevenirlo, procura secar sus oídos tras la ducha o el baño diario. Solo necesitas un dedo envuelto en el extremo de una toalla para secar suavemente el pabellón auditivo externo. Recuerda que los bastoncilllos o hisopos de algodón están totalmente prohibidos. Un truco para extraer el agua que haya podido quedar dentro, cuando el niño ya es mayor, es pedirle que ladee la cabeza y dé pequeños saltos. La presión ejercida por el salto hará que salga con más facilidad el agua que haya podido quedar dentro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :