Home / Planeta / Cómo tú y tu familia se pueden alimentar durante un apagón

Cómo tú y tu familia se pueden alimentar durante un apagón

/
/
289 vistas

TO READ THIS STORY IN ENGLISH CLICK HERE

Ya sea un incendio forestal o una tormenta que provocó un apagón, aquí hay algunos consejos sobre qué comer y cómo garantizar la seguridad de tus alimentos.

 Los eventos severos relacionados con el cambio climático (huracanes, incendios forestales, inundaciones y temperaturas ardientes) causan que cada vez más personas tengan que soportar apagones eléctricos. Una de las muchas implicaciones negativas de esos apagones son los efectos en nuestras propias cocinas y refrigeradores.

 La interrupción de la refrigeración y de los congeladores, es otro efecto secundario común del cambio climático, ya sea el resultado de cortes relacionados con incendios forestales en los estados del oeste de los Estados Unidos o tendido eléctrico caído por el aumento de huracanes o tormentas severas en otras partes del país.

 Dependiendo de tu región y la causa de tu apagón, hay algunos casos en los que tu empresa de luz o seguro de vivienda puede cubrir el deterioro o la pérdida de alimentos causados por un apagón. Pero las posibilidades aquí son inciertas, así que no dependas de ellas.

Lo mejor que puedes hacer es mantenerte alerta durante la temporada de clima severo de tu región y estar preparado con las siguientes estrategias de seguridad alimentaria a causa de apagones.


Antes del apagón

Puede ser que recibas una advertencia anticipada de que habrá un corte de luz. Si escuchas informes de la probabilidad de un apagón a causa de un incendio o por clima severo, toma estos pasos con anticipación para reducir el riesgo de que se echen a perder los alimentos:

1) Considera cuánto tiempo podría durar el corte y evalúa el contenido de tu refrigerador y congelador. Si parece probable que el corte no dure más de uno o dos días, entonces puede tener sentido poner la mayor cantidad de productos perecederos que puedas en el congelador y dejarlos allí. Si la puerta se mantiene cerrada, la comida durará hasta 48 horas en un congelador lleno, 24 horas en un congelador medio lleno o cuatro horas en un refrigerador sin abrir.

Si el apagón puede durar más, considera preparar la comida con anticipación. Por ejemplo, puedes hacer una mezcla de verduras y carnes en una sopa o preparar una tortilla de huevo con queso y verduras. Puedes comerlos antes del período del apagón o guardarlos en un recipiente en el refrigerador como una opción de comida fácil en las primeras etapas del evento climático severo. Usa los plátanos congelados para hacer pan de plátano casero para un desayuno o como un bocadillo fácil.

2) Haz compras en cuanto puedas. Durante la temporada de incendios o tormentas, es buena idea mantener tu despensa llena de alimentos no perecederos como mantequilla de maní, pasta y frijoles enlatados, sopas y salsas. Haz un inventario rápido de tu despensa ahora para ver si alguna de esas provisiones se está agotando, y luego ve a la tienda para abastecerte de tus necesidades adicionales y también de pan y productos que no requieran refrigeración.

Si tomas café, hazte un favor a ti mismo (y a tu familia) y asegurate de tener acceso a tu café matutino, ya sea moliendo un suministro de granos enteros para algunos días con anticipación o simplificando aún más las cosas usando café molido o incluso comprando paquetes de café instantáneo. Es mejor levantarse y empezar bien la mañana con ese impulso adicional de cafeína al que muchos se han acostumbrado.

También considera recoger hielo en bloque, hielo seco, una buena hielera y un par de termómetros para que puedas asegurarte de que el refrigerador o el congelador hayan mantenido los alimentos en su temperatura recomendada para la seguridad alimentaria. (Eso es 40 grados Farenheit o menos para el refrigerador, o -17 ° C o menos para el congelador, según los CDC).

3) Prepara tus suministros de enfriamiento. Abastécete de hielo, ya sea colocando en bolsas lo que ya está allí y dejando que el congelador lo haga, o congelando paquetes de gel y agua en recipientes. Todo ese hielo adicional puede ayudar a mantener tu congelador, refrigerador y hielera lo más fríos posible, durante el mayor tiempo posible.

 Una vez que estés listo para cerrar las puertas del refrigerador mientras dure el apagón, mueve hielo al frente del congelador y del refrigerador, porque la mayor parte del frío se pierde a través de las puertas. Agrega el resto a una hielera para que puedas mantener algunos artículos fríos por un tiempo sin tener que preocuparte por abrir el refrigerador o el congelador.

Durante el apagón

1) En primer lugar, mantén las puertas del refrigerador y del congelador cerradas por lo más que puedas y durante el mayor tiempo posible. Abrir esas puertas es una forma segura de acelerar el aumento de la temperatura interior.

2) Conoce tus opciones de cocina. Si tienes una estufa de gas que no requiere electricidad, aún puedes cocinar en la estufa; sólo necesitarás algunos cerillos o un encendedor para encenderla con cuidado. El horno está prohibido. Si tienes una estufa eléctrica, no puedes usarla pero puedes usar una parrilla al aire libre una vez que haya pasado la tormenta. Recuerda, ¡nunca uses una parrilla al interior! 

3) Aliméntate tú y tu familia con refrigerios y comidas simples hasta que regrese la luz. Puntos extras por opciones que no requieren mucha cocción o lavado de platos. Para inspirarte, aquí tienes un menú sugerido, apto para apagones:

– Desayuno: Pan o pastelillos de plátano prehorneados. O, si puedes calentar agua, prueba la avena instantánea con azúcar morena, pasas y canela.

– Almuerzo: Sándwiches de mantequilla de maní y miel y zanahorias de la hielera.

– Cena: esta receta de “chili” en una olla requiere alimentos básicos de la despensa y un par de pimientos. O considera esta sencilla sopa de calabaza, que tiene mucho sabor con ingredientes aptos para el apagón, como la leche de coco enlatada. Si no puedes calentar algo, los tacos de frijoles son una excelente opción. Esta ensalada de frijoles blancos también está cargada de nutrientes gracias a la adición de atún, aguacate y tomate.

– Postre: Deléitate con las galletas sin hornear de mantequilla de maní y chocolate.

Hagas lo que hagas, trata de evitar crear sobras que deban refrigerarse.

Después del apagón

La regla número uno: en caso de duda, deséchalo.

Si tienes un termómetro para electrodomésticos, verifica si tu congelador, refrigerador y hielera todavía están a la temperatura adecuada o más fría que la adecuada. Si todavía están por debajo de ese umbral, es posible que puedas conservar el contenido.

De cualquier manera, arroja a la basura los alimentos perecederos como carne, pescado, frutas y verduras cortadas, huevos, leche y sobras si tu refrigerador ha estado más de cuatro horas sin luz o una fuente fría sostenida como hielo seco. Foodsafety.gov tiene una tabla que detalla cuándo guardar algo o cuándo desecharlo.

Prepárate ahora, conserva más tarde

Los apagones pueden estar aumentand
o debido a los crecientes impactos del cambio climático, los eventos climáticos extremos y los incendios forestales, pero el desperdicio de alimentos no tiene que seguir el mismo camino. 

Al adoptar un enfoque proactivo de la seguridad alimentaria, puedes mantenerte bien alimentado  durante un apagón y ahorrar dinero en alimentos. Es más, puedes poner tu granito de arena para evitar el desperdicio de alimentos y su impacto climático.


Lee el anuncio de radio 

Ruido de movimiento de cajas…

Mujer: ¿Que haces?

Hombre: Preparando algunas cosas por si hay un apagón durante la temporada de tormentas.

Mujer: Pero para eso falta mucho. 

Hombre: Pues sí, pero es mejor estar listos para que no nos pase lo de la última vez y que se nos eche a perder la comida. Debemos estar listos para lo que sea, especialmente un apagón. 

Mujer: Ahh por eso compraste más hieleras.

Hombre: ¡Así es! Y después compraré suficiente hielo. Mantendremos la hielera y el congelador cerrados para mantener el frío y evitar que se eche a perder la carne o la leche.

Mujer: Pues ya que tienes todo bajo control … ¿Qué platillos sugieres que no necesiten refrigeración, para ir preparando el menú? 


Yale Climate Connections

Nos hemos unido a Yale Climate Connections, para ayudar a los ciudadanos y a las instituciones a comprender cómo el cambio climático afecta nuestras vidas. ¡Súmate tú también!

Yale Climate Connections es un servicio multimedia no partidista que ofrece programación radial diaria y reportajes, comentarios y análisis originales basados en la web sobre el tema del cambio climático, uno de los mayores desafíos e historias que enfrenta la sociedad moderna.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :