Cómo mantener ordenada la casa con niños
Home / Lifestyle / Hogar / ¿Cómo mantener ordenada la casa con niños?

¿Cómo mantener ordenada la casa con niños?

/
/
313 vistas

Es muy probable que sientas que es imposible mantener una casa organizada con niños. ¡Y tiene sentido! Hay días en los que es prácticamente imposible. Ya sea el dibujo (o los 6 dibujos) que hicieron para ti en la mañana, el juguete de cumpleaños que la tía les regaló, o todo lo que necesitas poner en tu vehículo para ir a cualquier parte con ellos, está la compulsión de ellos de tirar todo al suelo: comida, juguetes, ropa, etc. Pero aunque no lo creas no todo está perdido… Aquí te traemos 12 consejos muy efectivos que te ayudarán a mantener tu casa ordenada, a pesar de los niños.

12 consejos para mantener tu casa ordenada con niños

1. Ordena una vez, luego elimina cosas de tu casa regularmente

Cuantas más cosas haya en tu casa, más difícil será para tus niños aprender a dónde pertenecen las cosas y poder guardarlas por su propia cuenta. Te aconsejamos empezar con el baño porque puedes tirar muchas cosas y la mayoría no tienen un valor sentimental. 

Si logras hacer esto en toda la casa, podrías tener la sensación de que has logrado cumplir con la meta. Pero si realmente quieres tener una casa ordenada, debes interiorizar y aceptar el hecho de que nunca se termina de ordenar, especialmente cuando tienes niños. Esto evitará que te sientas frustrada.  

2. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Aunque suena un poco cliché, realmente esta frase funciona. Absolutamente todos en tu familia deben y necesitan conocer el lugar designado para cada objeto. El verdadero truco es hacer que el “lugar” tenga sentido, tanto para tí como para tu familia.

Pon especial atención a los hábitos de tu familia y organiza tu hogar de manera que se ajuste a esos hábitos y sea fácil de encontrar y volver a guardar los objetos que se utilicen. Déjalos en un lugar coherente y de fácil acceso para todos, según sea el caso.

3. Establece rutinas de organización

Si aún no lo has hecho, ¡empieza cuanto antes, no te desanimes! A algunas personas les lleva años establecer una rutina de organización que funcione para su familia. 

Las rutinas diarias para ordenar la casa funcionan mucho mejor cuando se combinan con las rutinas de la mañana y la noche. El objetivo es que se conviertan en un hábito y te hagan sentir que algo hace falta cuando no lo haces.

Las rutinas de organización diarias mantienen siempre todo mucho más ordenado por más tiempo, con el objetivo de que tu rutina semanal lleve mucho menos tiempo de lo que esperas. Una rutina semanal generalmente implica una limpieza profunda real, en lugar de poner en orden las cosas.

A medida que tus hijos crezcan, pueden asumir más responsabilidades, especialmente en su rutina de orden semanal. Les puedes enseñar a desarrollar sus propias rutinas diarias que mantendrán sus espacios limpios y organizados.

4. Haz que tus sistemas de organización sean simples

Los niños tienden a mantener todo más organizado cuando los sistemas de organización son simples. Deben ser fáciles de entender y sin complicaciones.

Por ejemplo, evita clasificar los juguetes en 15 contenedores diferentes codificados por colores o categorías difíciles. Dividelos por animales, peluches, carritos… algo que sea fácil de entender para tus niños.

Procura que la limpieza sea rápida y eficiente. Cuantas menos categorías y contenedores haya, mucho mejor.

5. Mantén organizadas las superficies

Cuando tus mesas y todo tipo de superficies horizontales como counters y estantes están cubiertas de cosas aleatorias, se convierten automáticamente en un imán para seguir poniendo más cosas y crear más desorden. Después de todo, la superficie no estaba organizada. ¿Qué tiene de malo en añadir una cosa más, sólo por un minuto?

Mantener tus mesas y mostradores despejados y organizados, evita que el desorden se acumule en un lugar donde no corresponde.

6. Rota los juguetes o crea un sistema de almacenamiento de juguetes

No todos los juguetes deben estar afuera al mismo tiempo. Eso vuelve loco a cualquier padre. Procura guardar en contenedores resistentes los juguetes que se almacenarán por dos o tres meses y luego rótalos, para que tus niños no se aburran y puedas mantener todo más organizado. 

Un tercio de los juguetes, por ejemplo, se pueden almacenar en un clóset o en el garaje (como rompecabezas, bloques de construcción, juegos de mesa, etc.) en contenedores que sean fáciles de guardar y sacar. 

7. Mantén estantes y cestas al alcance de los niños

Si tus niños no pueden alcanzar el perchero, probablemente no estarán dispuestos a colgar sus abrigos. Si el estante de los zapatos no está a su alcance, seguramente los dejarán tirados en cualquier lugar. Si es posible para ti, coloca ganchos y percheros a la altura de los niños. Asigna un lugar en tu cocina para que puedan alcanzar sus propios platos y cubiertos.

Procura utilizar contenedores abiertos (como cestas) para que no tengan que luchar con las tapas y puedan ayudar a ordenar la casa.

8. Crea un sistema para acumular el desorden en un buen lugar hasta que pueda guardarse

Mantén en tu casa varios contenedores y cestos vacíos para acumular el desorden. Así, mientras ordenas en el horario establecido, tus hijos y tú pueden poner las cosas en el contenedor apropiado en la habitación o lugar que corresponda.

Esto puede hacerse una vez a la semana, así ahorrarás mucho tiempo y energía. Es mucho más fácil llevar un solo contenedor a la habitación una vez a la semana que subir y bajar varios objetos por las escaleras todo el día.

9. Enseña a tus niños a ordenar sus habitaciones

Puedes por ejemplo establecer que los lunes sean el día en que se organiza la casa, incluidas sus habitaciones.

Ten mucha paciencia. Es posible que tus hijos logren limpiar sus habitaciones solos en poco tiempo o que necesiten orientación y apoyo para hacer el trabajo. El secreto está en establecer rutinas y en hacerlo disciplinadamente, sin falta. 

Es una buena práctica hablarles en cada uno de los procesos de organización y reconocer su esfuerzo. Acompáñalos en su labor y trabaja duro como ellos. Así aprenderán a guardar cosas, llevar objetos que no pertenecen a sus habitaciones o los lugares apropiados de la casa, aspirar y sacar la basura.

10. Dobla la ropa al estilo Kon-Mari… ¿lo conoces? 

Marie Kondo puso de moda el método Kon-Mari para doblar la ropa que consiste en doblar las prendas en tres pliegues y colocar la prenda de forma vertical, una al lado de la otra, en vez de apilar la ropa una arriba de otra. Esto es clave para que los niños puedan sacar la camisa que desean sin accidentalmente derribar la pila de ropa. 

Doblar la ropa al estilo Kon-Mari mantiene los cajones limpios y ordenados, en su mayor parte. Puedes ver todo fácilmente y sacar la ropa que quieres usar.

¿Quieres aprender más sobre Marie Kondo? Netflix tiene dos series donde ella te enseña métodos para ordenar con su frase célebre “Does it Spark Joy?”. 

11. Deja que tus niños organicen sus propias cosas

Una vez que los niños alcanzan cierta edad, es probable que tus sistemas de organización ya no tengan sentido. Incentiva a que ellos inventen sus propios sistemas y respeta sus métodos personales para mantener un orden que tenga sentido para ellos. 

12. Evita que los niños tiren las cosas al suelo

Es comprensible que esto sea especialmente difícil cuando tienes varios pequeños. Esto es porque tus hijos mayores necesitan fácil acceso a sus cosas, mientras que los más pequeños se ven tentados a tomarlas y tirarlas. Si quieres mantener tu casa ordenada con un niño pequeño, ¡evita las tentaciones como te sea posible!

  • Mantén tus armarios cerrados con clips de seguridad
  • Coloca el cesto de la ropa doblada sobre una superficie alta
  • Deja afuera solamente un tercio de los juguetes y guarda el resto (luego rótalos).

Mantener tu casa ordenada con niños requiere pensamiento creativo y mucha persistencia. Si ves que algo no funciona, ¡innova! No te rindas hasta que encuentres una solución.

Ten en cuenta que a veces todo es cuestión de no obsesionarte con tener una casa perfectamente organizada, especialmente cuando acabas de tener un nuevo bebé o estás atravesando por algún cambio de vida importante. La compasión hacia tí misma y la paciencia con tu familia también son clave. 

¿Qué otros consejos de organización con niños compartirías? Déjanos saber en los comentarios.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :