ad-mania

DR. SHAPS: Junio: Mes de concientización sobre la migraña y el dolor de cabeza 

/
/
15 Vistas

La migraña es un trastorno debilitante que afecta a millones de personas en todo el mundo, siendo uno de los problemas de salud más prevalentes e incapacitantes según la Organización Mundial de la Salud (OMS).   

Comprender la Migraña 

La migraña es mucho más que un simple dolor de cabeza; es un trastorno neurológico complejo que provoca episodios recurrentes de dolor intenso. A menudo va acompañada de síntomas adicionales como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido, y en algunos casos, síntomas neurológicos como trastornos sensitivos, alteración visual o dificultad para hablar. 

Tipos de Migraña

Existen diferentes tipos de migraña, siendo los más comunes:

  • Migraña sin aura: Caracterizada por dolores de cabeza intensos que pueden durar de 4 a 72 horas y a menudo van acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al sonido. 
  • Migraña con aura: Se presentan episodios recurrentes con síntomas visuales, sensoriales o del sistema nervioso central, además del dolor de cabeza. 
  • Migraña crónica: La forma más severa de migraña, que se presenta al menos 15 días al mes y suele durar más de tres meses. 

Impacto en la calidad de vida 

La migraña puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen, llegando a ser tan incapacitante como la ceguera o la tetraplejía según la OMS. Además del dolor físico, la migraña puede causar ansiedad, depresión y afectar la salud física y psicológica de las personas que la sufren. 

Diagnóstico y tratamiento 

A pesar de su alta incidencia y su impacto en la calidad de vida, la migraña sigue siendo una enfermedad infradiagnosticada y poco reconocida. El diagnóstico se basa en el historial clínico, los síntomas y la evaluación del paciente, ya que no existe una prueba específica para diagnosticarla. 

El tratamiento de la migraña puede implicar una combinación de medicamentos para aliviar los síntomas durante los ataques agudos y medidas preventivas para reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques. Además, se pueden utilizar terapias complementarias como la terapia cognitivo-conductual o la acupuntura. 

¿Por qué las mujeres sufren más dolores de cabeza que los hombres? 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente mil millones de personas en todo el mundo sufren de migraña, con un impacto particularmente notable en los adultos jóvenes y, en especial, en las mujeres. 

Migraña y género: 

La migraña tiene una clara predilección por las mujeres, siendo una de las principales causas de incapacidad temporal entre aquellas de 15 a 49 años. Aunque antes de la pubertad tanto niños como niñas tienen la misma probabilidad de experimentar migraña, una vez que se alcanza la edad adulta, las mujeres tienen tres veces más probabilidades de sufrir migraña que los hombres. 

Factores hormonales

Los cambios hormonales, en particular las fluctuaciones de estrógenos desempeñan un papel significativo en el desarrollo de la migraña en las mujeres. Entre el 60% y el 70% de las pacientes experimentan ataques relacionados con distintos momentos del ciclo menstrual, especialmente justo antes o durante la menstruación cuando los niveles de estrógenos disminuyen abruptamente. La menopausia puede suponer una mejora para algunas mujeres, ya que las fluctuaciones hormonales disminuyen, pero para otras, el cambio drástico en el equilibrio hormonal puede desencadenar ataques de migraña. 

Impacto en la calidad de vida

La migraña tiene importantes repercusiones en la vida personal, social, laboral y emocional de las pacientes. Los ataques de migraña pueden durar desde unas horas hasta tres días y suelen estar acompañados de síntomas como náuseas, vómitos, molestias por la luz y el sonido. Esto puede afectar significativamente la capacidad de realizar actividades cotidianas y llevar a cabo responsabilidades laborales y familiares. 

Diagnóstico y tratamiento

A pesar de su prevalencia y su impacto en la vida diaria, la migraña sigue siendo una enfermedad subdiagnosticada. El diagnóstico se basa en el historial clínico y los síntomas del paciente, ya que no existe una prueba específica para diagnosticarla. El tratamiento puede incluir una combinación de analgésicos, terapias preventivas y nuevas opciones terapéuticas dirigidas, como anticuerpos monoclonales contra el CGRP o la toxina botulínica. 

Perspectivas futuras

El desarrollo de nuevos fármacos para la prevención y el tratamiento de la migraña ofrece esperanza para aquellos que sufren esta enfermedad incapacitante. Los avances en la comprensión de los mecanismos subyacentes de la migraña y el desarrollo de terapias más específicas y efectivas tienen el potencial de mejorar significativamente la calidad de vida de las personas afectadas. 

Los alimentos que debes evitar (y los que no) si tienes migrañas 

La alimentación juega un papel crucial tanto en la frecuencia como en la intensidad de los episodios de migraña. Algunos alimentos han sido identificados como desencadenantes comunes, mientras que otros parecen ser seguros para quienes padecen esta enfermedad debilitante. 

Alimentos desencadenantes

  • Quesos curados: Contienen compuestos químicos como la tiramina, que se ha relacionado con la aparición y el empeoramiento de la migraña. 
  • Alcohol: Especialmente el vino tinto, la cerveza y el whisky. 
  • Aspartamo: Un edulcorante artificial presente en muchos productos bajos en calorías. 
  • Chocolate: Contiene compuestos como la feniletilamina y la teobromina, que pueden desencadenar migrañas en algunas personas. 
  • Café y otras bebidas con cafeína: El exceso de cafeína puede desencadenar o empeorar los ataques de migraña en algunas personas. 
  • Carnes procesadas: Como las salchichas, los embutidos y el tocino, que contienen conservantes y aditivos que pueden ser desencadenantes. 
  • Factores Individuales: 

Es importante recordar que la lista de alimentos desencadenantes puede variar de una persona a otra. Algunas personas pueden experimentar migrañas si no comen, por lo que el ayuno también se considera un factor de riesgo en algunos individuos. 

Alimentos a considerar

  • Frutas y verduras (excluyendo cítricos y tomates): Son una parte importante de una dieta saludable y no se han asociado directamente con la migraña. 
  • Cereales: Arroz, trigo, cebada, quinoa y otros cereales no han sido identificados como desencadenantes de la migraña. 
  • Huevos, pescados frescos y carnes frescas: Son fuentes de proteínas magras que pueden formar parte de una dieta equilibrada. 
  • Sustitutos de la leche, como la bebida de soja: Pueden ser alternativas seguras para aquellos que experimentan migrañas relacionadas con los lácteos. 
  • Grasas saludables: Los aceites, especialmente el aceite de oliva, son seguros y pueden formar parte de una dieta para la migraña. 

Si sufres de migraña, seguir una dieta cuidadosamente seleccionada puede ayudar a minimizar la influencia negativa de la alimentación en la aparición de los dolores de cabeza. Es importante recordar que cada persona es diferente, por lo que puede ser útil llevar un diario de alimentos para identificar los desencadenantes individuales. Además, es fundamental consultar con un médico o un dietista para obtener orientación personalizada sobre cómo adaptar tu dieta para gestionar la migraña de manera efectiva. Con un enfoque consciente en la alimentación, puedes trabajar para reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques de migraña y mejorar tu calidad de vida. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :