Todos decimos mentiras… pero, ¿por qué?
Home / Salud / Salud Mental / Todos decimos mentiras… pero, ¿por qué?

Todos decimos mentiras… pero, ¿por qué?

/
/
185 vistas

¿Cuándo comenzamos a decir mentiras?

Todos decimos mentiras. Comenzamos a mentir alrededor de los 4 o 5 años de edad. En este tiempo el niño no miente por malicia, sino para saber que puede manipular a su alrededor. Eventualmente, el niño comienza a mentir para salirse de alguna situación problemática o para conseguir algo que quiere.  

Algunas personas dicen mentiras por razones genéticas que son transmitidas de generación a generación, mientras que otras personas mienten por disfunciones cerebrales, tales como problemas de aprendizaje.  Las personas que han experimentado infancias caóticas y desorganizadas, y/o que provienen de familias disfuncionales, también tienen una alta  probabilidad  de mentir.

Otros factores también influyen en la capacidad de mentir.  La disciplina que recibimos, incluyendo castigos violentos, conducen a la mentira en el niño y luego en el adulto.  Mentimos también para ser diplomáticos y quedar bien, por ser inseguros y querer ser aceptados, y para evadir responsabilidad, con frases como “yo no lo hice”.  

¿Por qué decimos mentiras?

  • Sentirnos importantes, usando exageraciones dramáticas.
  • Avaricia, en búsqueda del poder, dinero y admiración.
  • Miedo, en momento que pensamos “lo que me podría  pasar si digo la verdad”.
  • Aceptación, debido a la necesidad de sentirnos apreciados.
  • Hábito, ya que mentir y mentir crea un hábito o compulsión.

Existen diferentes tipos de mentirosos

Están los mentirosos que mienten para protegerse, verse bien, por alguna ganancia económica o para evadir algún castigo social. Están también los que forman parte de un grupo más patológico. Estos son los que mienten mucho y a propósito, por ganancia personal. Estas personas pueden llegar a tener un diagnóstico de sociópatas y muchas veces tienen problemas con la ley. Para ellos, el mentir va empeorando con el tiempo. Estas personas reciben una sensación de “rush,” de aceleración, al poder manipular a los demás con mentiras. En cierta forma es una forma de control.

¿Cómo puedo dejar de decir mentiras?

Si eres el tipo de persona que suele mentir, te recomiendo las siguientes estrategias: 

  1. Acepta que mentiste lo más pronto posible, después de haber dicho una mentira.
  2. No te metas en situaciones de donde después no te puedes salir y donde entonces tienes que mentir para poder resolverlas y quedar bien.
  3. No trates de ser perfecto. Si te exiges mucho, no vas a poder lograr todo lo que te propones o a lo que te comprometes, y por lo tanto, vas a tener que mentir.
  4. Si te comprometes a algo, hazlo de corazón. Si no, te vas a salir de ello y vas a tener que mentir.
  5. Considera las consecuencias de tus mentiras, tanto para ti como para la otra persona.
  6. Usa tu sentido del humor, esto hace que sea más fácil decir tu verdad, por muy difícil que esta sea, en lugar de mentir.

Sea lo que sea, elige quedar bien o mal por ser sincero, que quedar bien o mal por ser un mentiroso.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :