Home / Salud / Cistitis: Qué causa esta infección urinaria

Cistitis: Qué causa esta infección urinaria

/
/
125 vistas

La cistitis es como los médicos llaman a la inflamación de la vejiga, la cual muchas veces es causada por una infección bacteriana, es decir una infección urinaria, o bien con menor frecuencia puede surgir como una reacción a determinados medicamentos, a la radioterapia o a posibles irritantes, como los aerosoles de higiene femenina, los geles espermicidas o el uso prolongado de un catéter. 

¿Qué me puede causar cistitis?

Esta infección es causada por microbios que ingresan a la uretra y luego a la vejiga pudiendo desencadenar una infección. La cual comúnmente se desarrolla en la vejiga.

La mayoría de las veces, el cuerpo puede deshacerse de estas bacterias a través de la orina, pero en otras ocasiones,  las bacterias pueden adherirse a la pared de la uretra o la vejiga o también pueden multiplicarse de manera muy veloz haciendo que algunas de ellas no sean eliminadas através de la orina y permanezcan en la vejiga.

¿Quiénes son más propensos a contraer esta infección?  

Las mujeres tienden a contraer infecciones con más frecuencia que los hombres, por su anatomía particular, ya que tienen una uretra más corta, disminuyendo la distancia que deben viajar las bacterias para alcanzar la vejiga.

Las mujeres que presentan un riesgo aún mayor de infección son aquellas que:

  • Son sexualmente activas: como resultado del coito, las bacterias se pueden impulsar por la uretra.

  • Usan ciertos tipos de anticonceptivos: las mujeres que usan diafragmas ya que contienen agentes espermicidas que aumentan el riesgo.

  • Están embarazadas: los cambios hormonales durante el embarazo pueden aumentar el riesgo.

  • Han experimentado la menopausia: los niveles alterados de hormonas en mujeres posmenopáusicas se asocian a menudo con estas infecciones. 

Otros factores de riesgo en hombres y mujeres pueden ser:

  • Interferencia en el flujo de orina: como consecuencia de enfermedades como piedras en la vejiga o, en los hombres, con el agrandamiento de la próstata.

  • Cambios en el sistema inmunitario: como consecuencia de algunas enfermedades, como la diabetes, infección por VIH o tratamiento oncológico ya que un sistema inmunitario debilitado incrementa el riesgo de infecciones bacterianas y, en algunos casos, infecciones virales de la vejiga.

  • Uso prolongado de una sonda en la vejiga: estas sondas pueden ser necesarias en personas con enfermedades crónicas o adultos mayores. El uso prolongado puede provocar infecciones bacterianas y como consecuencia un daño del tejido de la vejiga.

¿Cómo puedo prevenir esta infección?

  • Bebe mucha agua.

  • Evita demorar ir al baño cuando sientas la necesidad de orinar.

  • Sécate de adelante hacia atrás, esto evitará que las bacterias de la región anal se extiendan a la vagina y la uretra.

  • Dúchate en lugar de tomar baños en tina. Si eres propensa a tener infecciones, esto realmente puede ayudarte.

  • Lava suavemente la piel que rodea la vagina y el ano evitando el uso de jabones con fragancias. 

  • Vacía la vejiga tan pronto como sea posible después de tener relaciones sexuales. 

  • Evita usar desodorantes en spray o productos femeninos en la zona genital ya que pueden irritar la uretra y la vejiga.

Las infecciones en la vejiga muchas veces son dolorosas y molestas, y pueden volverse un problema de salud grave si se esparcen a los riñones. Es por eso que debes consultar siempre con tu prestador de salud. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
Este div altura necesaria para permitir el sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :