Para los griegos, el amor surge de una combinación entre la pobreza y la abundancia.

¿Sabes cuál es el origen del amor?

/
/
69 Vistas

Muchas veces nos hemos preguntado cuál es la fuerza que nos mueve y nos impulsa a seguir adelante.

Los filósofos de todo el mundo y de todos los tiempos han tratado de encontrar una explicación y una respuesta a esa pregunta y por ser el mes del amor, hoy les traemos la visión de los griegos contenida en los Diálogos de Platón, quienes consideran que el amor es esa fuerza que lo mueve todo.

En uno a los diálogos, llamado “El banquete”, Platón retoma una conversación entre Sócrates y Diotima, una mujer anciana y experimentada que lo sabía todo, a la que le preguntan cuál es el origen del amor.

Diotima cuenta que en la celebración del nacimiento de la diosa Afrodita se hizo una gran fiesta en el Olimpo que desembocó en una de esas parrandas que solían ocurrir en la casa de los dioses.

En ese festejo, Poros, (el dios de la sabiduría y la abundancia) se emborrachó y se acostó en medio del festejo. Entonces, Penia, la diosa de la pobreza pensó que esa era la oportunidad para salir de las carencias en la que vivía y se acostó con Poros para concebir un hijo de él.

Este hijo, mezcla de la abundancia y la pobreza es nada más y nada menos que Eros, el dios del amor, de la atracción sexual y la fertilidad.

Por la mezcla que le dio origen, el amor tiene la doble naturaleza de sus padres, es abundante y pobre y además es seductor porque nació durante las celebraciones de Afrodita.

La naturaleza doble del amor

El amor, cuenta Diotima se aprovecha de cualquier estratagema para conseguir su objetivo, pero como tiene su origen en la pobreza, siempre se siente insatisfecho, siempre quiere más.

Por eso los enamorados siempre se encuentran en el límite entre la indigencia y la saciedad. Ante eso, el amor es capaz incluso de mendigar. Es capaz de hacer cualquier cosa porque su necesidad es ilimitada. Por eso las personas que se aman siempre quieren más.

Y porque es hijo de la sabiduría y la abundancia, el amor tiene al alcance de su mano todos los recursos y es capaz de cualquier estratagema con tal de sentirse pleno.

Y si eso no fuera poco, además cuenta con toda la sensualidad que necesita porque se engendra en presencia de Afrodita.

El problema es que esta extraordinaria y poderosa fuerza de naturaleza dual, fue encargada a Cupido, el más inexperto de los dioses del Olimpo, quien, con sus flechas de oro, se encarga de enamorar a las personas.

Pero Cupido es voluntarioso, juguetón e irresponsable, porque en ocasiones lanza su flecha de oro para que alguien se enamore y manda su flecha de plomo para que el elegido no soporte a quien lo ama.

Algunas veces envía flechas de oro, a dos personas y viven felices el resto de sus vidas, pero en ocasiones manda flechas de oro a personas que ya había flechado antes y entonces rompe parejas.

Más allá de la mitología, el amor según Sócrates es una reflexión filosófica que se centra en la idea de que el amor es un deseo de lo que no se tiene.

Según Sócrates, el amor es un anhelo de la belleza y la perfección que no se encuentra en uno mismo, sino en el objeto amado. Así, el amor una búsqueda constante de la perfección y la belleza. Es un sentimiento que nos lleva a buscar la verdad y la sabiduría.

El amor es, por tanto, una fuerza que nos impulsa a ser mejores, a buscar la verdad y la sabiduría, y a encontrar la belleza en todo lo que nos rodea.

*Si quiere escuchar la narración del origen del amor de la historiadora colombiana Diana Uribe haga clic aquí y vaya al minuto 37.50.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :